Corea del Sur y EE. UU. avanzan en TLC

Miércoles, 25/04/2018
America Economia

Corea del Sur y Estados Unidos continuaron avanzando en los detalles finales de un tratado de libre comercio (TLC) revisado antes de una firma oficial, después de que acordaran, en principio, sobre los temas principales de la enmienda realizada en marzo.

Aasí lo informó el lunes (hora local), el ministro de Comercio, Industria y Energía surcoreano, Paik Un-gyu, informó el sitio de noticias oficial Yonhap.

El ministro Paik visitó el país del norte por una semana, ocasión en la que se reunió con los formuladores de políticas y empresarios estadounidenses, incluido el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el representante de Comercio, Robert Lighthizer.

"Corea del Sur y Estados Unidos han realizado un progreso considerable en determinar los detalles para el borrador del TLC Corea del Sur-EE. UU. y han acordado impulsar los procedimientos de seguimiento sin demora", dijo Paik en una reunión con los corresponsales en Washington, sin aportar más detalles.

Ambas naciones deben aún firmar oficialmente el acuerdo comercial enmendado, que también requiere la ratificación del Parlamento antes de entrar en efecto.

Su reunión tuvo lugar después de que Seúl y Washington acordaran "en principio", el mes pasado, sobre los temas clave para revisar el tratado, de seis años de antigüedad, que llegó contra el telón de fondo de las negociaciones para eximir a Corea del Sur de un impuesto del 25 por ciento sobre sus exportaciones de acero hacia EE. UU.

Yoo Myung-hee, viceministra a cargo de las negociaciones del TLC, acompañó a Paik en su viaje para precisar los detalles sobre el TLC con su homólogo de EE. UU.

Aranceles y acero. En lo inmediato, Corea del Sur acordó abrir aún más su mercado de automóviles a EE. UU., y Washington dijo que no impondrá aranceles sobre el acero contra el país, el tercer mayor exportador de acero a EE. UU.

Pero las firmas surcoreanas se enfrentan a una cuota de importación de 2,68 millones de toneladas o un 70% del promedio de las exportaciones de acero a EE. UU. en los tres últimos años.

La agencia YOnhap destaca que en las reuniones con Paik  expresó preocupación sobre las crecientes restricciones de importación de Washington, incluidos los aranceles de salvaguardia sobre las lavadoras y paneles solares surcoreanos, además de una serie de impuestos "antidumping" sobre los productos de acero.

La decisión de EE. UU. de imponer aranceles más fuertes sobre los productos surcoreanos va en contra del propósito del tratado comercial entre los dos países, dañando las oportunidades de inversión de las firmas surcoreanas, lo que podría afectar negativamente a la economía estadounidense a largo plazo.

EE. UU. es el segundo mayor socio comercial de Corea del Sur tras China, con cifras de US$119.300 millones en 2017, según datos gubernamentales.

Comentarios