Critican relajación de medidas anticovid en Indonesia

Lunes, 26/07/2021
Reuters

La decisión de Indonesia de relajar algunas restricciones de COVID-19 esta semana, a pesar de reportar muertes récord en los últimos días, está siendo impulsada por preocupaciones sociales y económicas más que por consejos epidemiológicos, dijeron el lunes expertos en salud pública.

Mientras el país lidia con el peor brote de coronavirus en Asia, el presidente Joko Widodo anunció el domingo que si bien las restricciones generales vigentes desde julio se extenderían por una semana, algunas medidas se suavizarían.

Las empresas, incluidos los salones de belleza, los garajes, los mercados tradicionales y los restaurantes con áreas al aire libre ahora podrán reabrir condicionalmente, mientras que los centros comerciales podrán operar al 25% de su capacidad fuera de las "zonas rojas" designadas de mayor riesgo.

"La decisión no parece estar relacionada con la pandemia, sino con la economía", dijo Pandu Riono, epidemiólogo de la Universidad de Indonesia, instando a la gente a mantener los protocolos de salud.

Los hospitales se llenaron de pacientes el mes pasado, particularmente en la isla densamente poblada de Java y en Bali, pero el presidente dijo el domingo que las infecciones y la ocupación de los hospitales habían disminuido, sin especificar cuánto.

La medida para aliviar algunas restricciones se produce cuando el gobierno se ha enfrentado a la presión de grupos empresariales para actuar y evitar despidos masivos, y con varias manifestaciones callejeras a pequeña escala la semana pasada. L4N2OZ0WG

"El problema es que, en comparación con el año pasado, el impacto de la pandemia, no solo en el sector de la salud, sino también en los aspectos socioeconómicos y políticos, aumenta día a día debido a la variante Delta", dijo Dicky Budiman, epidemiólogo de Universidad Griffith de Queensland.

A medida que la variante Delta, identificada por primera vez en India, se ha extendido por Indonesia, los casos han aumentado a los niveles más altos desde el comienzo de la pandemia.

La mayor economía del sudeste asiático registró un récord de más de 56.000 casos diarios a mediados de julio, y aunque el número de casos reportados ha caído ligeramente, Indonesia registró muertes récord por COVID-19 en cuatro días la semana pasada.

Pero con más del 50% de los indonesios empleados en el sector informal y con un apoyo financiero limitado y una creciente fatiga pandémica, el gobierno tiene pocas opciones, dice el Dr. Dicky.

"¿Es la decisión correcta? Basado en la situación epidemiológica, no. Pero entonces el gobierno no tiene ninguna opción debido a la complejidad de la situación".

Comentarios