El Banco de Japón recorta levemente las compras de bonos de largo vencimiento

Martes, 09/01/2018
Reuters

El Banco de Japón (BoJ) recortó este martes ligeramente las recompras en el mercado de los bonos de más largo vencimiento, avivando los rumores de una futura retirada de la política actual de amplio estímulo monetario y propulsando la cotización del yen.

El banco central rebajó en US$88,39 millones el volumen de compra de bonos soberanos con vencimiento previsto entre en 10 y 25 años, e hizo lo propio para los bonos con vencimiento entre 25 y 40 años.

El banco ofrece por tanto ahora comprar US$1.680 millones en bonos soberanos con madurez entre 10 y 25 años, frente a los US$1.767 millones anteriores, y US$707 millones de yenes en bonos con vencimiento de 25 a 40 años (antes US$795 millones)

Desde que adoptó una política de control de la curva de rentabilidades en 2016, el banco central nipón ha retocado ocasionalmente sus operaciones con bonos, modificaciones que, según responsables, buscan mantener la rentabilidad de la deuda pública dentro de su objetivo y no pretenden enviar al mercado pistas sobre la futura política monetaria.

Aunque la decisión del martes fue considerada mayormente técnica, ha sorprendido a algunos observadores del mercado.

Reacciones del mercado.  Horas después de la medida, la decisión del banco central japonés generó especulaciones de que la entidad podría empezar a menguar este año su amplia política de estímulo.

El dólar, debilitado contra el yen, perdía casi medio punto porcentual y operaba a 112,50 unidades por dólar, retrocediendo desde un máximo de dos semanas de 113,40 yenes alcanzado ayer lunes.

Desde que adoptó una política de control de la curva de rendimientos en 2016, el Banco de Japón (BoJ) ha retocado ocasionalmente sus operaciones con bonos, modificaciones que, según funcionarios, buscan mantener la rentabilidad de la deuda pública dentro de su objetivo y no pretenden enviar al mercado pistas sobre la futura política monetaria.

Si bien el movimiento de esta martes fue considerado ampliamente técnico, sorprendió a algunos operadores del mercado e incentivó a aquellos analistas que señalan que se aproxima la culminación del programa de política monetaria ultraflexible hacia fin del 2018.

La mayoría de los economistas encuestados en diciembre estimaron que el BoJ comenzaría a recortar su estímulo a fines de este año o comienzos del 2019.

Comentarios