El nuevo impulso de Myanmar

Lunes, 27/01/2020
Oxford Business Group foto Reuters

A pesar de ver un crecimiento sólido, 2019 planteó algunos desafíos para Myanmar, ya que el país continuó con sus planes de liberalizar su economía, indicó esta semana en su reporte anual el Oxford Business Group.

En este, se cita una revisión publicada en diciembre, en la que el FMI estimó que la economía creció un 6,5% en el año fiscal 2018/19, que finalizó el 30 de septiembre. La cifra se alinea en gran medida con el crecimiento del 6,4% del ejercicio anterior.

A pesar de algunos vientos en contra globales, el crecimiento fue impulsado por el sólido desempeño continuo de las exportaciones, particularmente de prendas de vestir y gas, mientras que el modesto estímulo fiscal también impulsó la expansión.

Sin embargo, la demanda interna fue más débil en el transcurso del año, lo que también vio una corrección en los precios inmobiliarios y menores niveles de inversión.

Otra característica de 2019 fue la continuación de planes gubernamentales más amplios para liberalizar sectores seleccionados de la economía.

En enero, el Ministerio de Planificación y Finanzas (ahora llamado Ministerio de Planificación, Finanzas e Industria) anunció que las compañías de seguros extranjeras podrían ingresar al mercado para vender productos de vida y no vida. Antes de esto, a las aseguradoras extranjeras se les permitía abrir oficinas de representación, pero se les restringía en gran medida la operación en el mercado nacional.

Luego, en abril, el ministerio otorgó a cinco proveedores de seguros extranjeros el derecho provisional de lanzar negocios de seguros de vida de propiedad absoluta en el país. Las compañías eran Prudential Hong Kong, una subsidiaria de Prudential del Reino Unido; Chubb Tempest Re de los Estados Unidos; Compañía de seguros de vida de fabricantes de Canadá; Compañía de Seguros de Vida Dai-ichi de Japón; y la compañía AIA de Hong Kong, que opera como una subsidiaria de la firma panasiática AIA Group.

Después de recibir sus licencias para operar en noviembre de 2019, estas compañías se han movido rápidamente para establecerse en el mercado. Se espera que las reformas mejoren la oferta de productos en el sector y ayuden a impulsar la penetración.

El enfoque en el seguro en 2019 siguió esfuerzos similares de liberalización en el comercio minorista y mayorista. Mirando hacia el futuro, el gobierno también ha identificado al sector financiero como uno que se beneficiará de la liberalización en 2020.

Los planes forman parte de una estrategia gubernamental más amplia diseñada para dar al sector privado un papel más importante en la economía e incentivar la inversión extranjera en industrias seleccionadas.

En un desarrollo positivo, Myanmar fue nombrado como uno de los 20 países más mejorados en el índice de facilidad para hacer negocios 2020 del Banco Mundial.

Una serie de reformas, que incluyen una nueva Ley de Sociedades que fortalece las protecciones de los inversores minoritarios y aumenta la transparencia al exigir una divulgación más completa de las transacciones, y el lanzamiento de una plataforma de registro de empresas en línea, fueron citados como factores clave en el ascenso del país a 165 de 190 economías. en el índice, seis puntos más que el año anterior.

Si bien existe una positividad general dentro de la comunidad empresarial sobre la dirección de la política del gobierno, persisten las preocupaciones sobre la capacidad de implementar reformas planificadas.

Además, con las continuas preocupaciones sobre la seguridad y la situación humanitaria en el estado de Rakhine, y las elecciones nacionales previstas para 2020, los inversores internacionales siguen siendo cautos.

La inversión extranjera directa (IED) aprobada por el gobierno para el año fiscal 2018/19 totalizó $ 4.2 mil millones, según la Dirección de Inversión y Administración de la Compañía, un 27.3% menos que el total del año anterior de $ 5.7 mil millones, y muy por debajo del máximo de $ 9.5 mil millones registrado en FY 2015/16.

Con una caída notable en la cooperación occidental en los últimos años, la mayoría de la inversión provino de los vecinos de Singapur, que representaron el 57.9% de la IED (aunque esta cifra no distingue el dinero de otros países que provienen de sociedades de cartera); China (15,2%); Hong Kong (10,9%); y Tailandia (5,3%). El país también recibe una importante ayuda al desarrollo en el extranjero de Japón.

La caída de la inversión internacional se produce a pesar de la creación de un ministerio dedicado encargado de aumentar las entradas.

En noviembre de 2018, el gobierno estableció el Ministerio de Inversión y Relaciones Económicas Exteriores, cuyas funciones incluyen la racionalización de los procesos de aprobación de IED, la promoción de Myanmar como destino de inversión y el trabajo con otras agencias gubernamentales para mejorar el panorama regulatorio y operativo.

Comentarios