Inflación china da señales mixtas

Jueves, 09/08/2018
Reuters

La inflación de los precios a las fábricas chinas se enfrió en julio, pero no tanto como se esperaba, en medio de una mayor desaceleración del crecimiento económico en momentos en que Beijing libra una acalorada disputa comercial con Washington.

Sin embargo, la inflación al consumidor se fortaleció respecto al mes anterior, en gran parte debido a un aumento en los precios no alimentarios, mostraron datos oficiales este jueves.

Los datos de inflación de julio son la primera lectura oficial sobre el impacto en los precios de los aranceles que China impuso como represalia sobre bienes estadounidenses por un valor de US$34.000 millones, que entraron en vigor el 6 de julio.

Si bien las autoridades están observando las presiones sobre los precios, es probable que el banco central otorgue prioridad a las políticas que ayuden a apuntalar a la economía desacelerada.

El índice de precios al productor (IPP) subió un 4,6% interanual en julio, en comparación con una aceleración de un 4,7% en junio, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Sobre una base intermensual, el IPP avanzó un 0,1% en julio, en comparación con un crecimiento de un 0,3% en junio. Analistas encuestados por Reuters esperaban que la inflación a los productores se debilitara a un 4,4% en julio.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,1% interanual, superando las expectativas de un alza de un 1,9% y sin cambios respecto a junio, pero dentro de la zona de comodidad del Gobierno de un 3%. Sobre una base intermensual, el IPC sumó un 0,3%.

El IPC subyacente, que no considera los precios volátiles de los alimentos y la energía, subió un 1,9% en julio, sin cambios desde el ritmo de junio.

Comentarios