Japón aprueba presupuesto récord de US$939 mil millones para 2020/21

Viernes, 20/12/2019
Reuters

El gobierno de Japón aprobó un gasto presupuestario récord por valor de US$939 mil millones para el próximo año fiscal, dijo este viernes el Ministerio de Finanzas, mientras trata de equilibrar la necesidad de impulsar el crecimiento y administrar la mayor carga de deuda pública del mundo industrial.

El presupuesto de la cuenta general para el año que comienza el 1 de abril marca un aumento del 1.2% con respecto al año en curso, impulsado por desembolsos récord para el bienestar y los gastos militares y de otro tipo destinados a impulsar la economía.

El primer ministro Shinzo Abe ha priorizado el crecimiento sobre la reforma fiscal bajo su política reflacionaria "Abenomics" de estímulo monetario y gasto flexible, y el gasto planificado ha aumentado durante ocho años consecutivos.

Parte del gasto planificado ayudará a financiar un paquete fiscal de US$ 122 mil millones elaborado este mes por el gabinete de Abe para apuntalar el crecimiento más allá de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 después de los golpes de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y un aumento de los impuestos a las ventas del 1 de octubre al 10%.

La administración de Abe cuenta con la expansión económica para impulsar los ingresos fiscales para ayudar a financiar la deuda, ya que el alcance limitado para el estímulo monetario lleva a los responsables de las políticas globales a centrarse en el gasto fiscal.

"Continuaremos los esfuerzos en la reforma del gasto para hacer malabarismos tanto con la reactivación económica como con la reforma fiscal", dijo el ministro de Finanzas, Taro Aso, a los periodistas después de una reunión de gabinete.

"Nos esforzamos por lograr un superávit presupuestario primario", dijo, haciendo caso omiso de la opinión de que la política de tasas ultrabajas del Banco de Japón está permitiendo que el gobierno financie su deuda de manera efectiva.

El Parlamento ahora debe aprobar el plan de gastos, junto con un presupuesto adicional separado para este año fiscal, a principios de 2020.

"A pesar de la subida de impuestos, las finanzas públicas están empeorando a medida que el gobierno expande el gasto para aliviar el dolor de la mayor tasa", dijo Koya Miyamae, economista senior de SMBC Nikko Securities.

La deuda pública de Japón es más del doble del tamaño de su economía de US$ 5 billones, la más alta entre las economías avanzadas. Los rendimientos de los bonos han sido suprimidos por la impresión de dinero del Banco de Japón bajo una política que limita los rendimientos de JGB a 10 años alrededor del 0%, lo que permite al gobierno confiar en préstamos baratos.

Ayudado en parte por los ingresos adicionales de la subida del impuesto a las ventas, Japón planea reducir la emisión de nuevos bonos por décimo año consecutivo, a US$29.784 millones, de US$29.875 millones este año.

Pero el gobierno sigue confiando en su pronóstico prometedor de un crecimiento del PIB real del 1,4% para el próximo año fiscal (los economistas del sector privado predicen alrededor del 0,5%), que se espera que ayude a impulsar los ingresos fiscales anuales a un récord de US$58 mil millones.

El plan presupuestario dejaría el índice de dependencia de la deuda en 32%. El déficit presupuestario primario del gobierno, excluyendo las nuevas ventas de bonos y el servicio de la deuda, se estima en US$84 mil millones, US$456 millones más que este año.

Según el plan, el gobierno fuertemente endeudado juntará dinero de ingresos no tributarios como las reservas presupuestarias para llenar un vacío de financiamiento.

También ha reservado US$16.445 millones para el paquete de estímulo destinado a impulsar el gasto del consumidor y la inversión en infraestructura.

El proyecto de presupuesto 2020/21 se suma al gasto adicional propuesto de US$41.112 millones para este año fiscal, lo que dificulta alcanzar un objetivo para equilibrar el presupuesto para fines de marzo de 2026.

Comentarios