Los desafíos de Beijing

Martes, 17/10/2017
Telam

En el Congreso Nacional del Partido Comunista que comenzará el miércoles en Beijing, China buscará, según al académico Zhou Xinyu, “mantener su crecimiento económico” y resolver “una brecha entre ricos y pobres”, seguir con la campaña anticorrupción en el seno del gobierno y analizar por qué faltan mujeres en la arena política nacional.

Zhou Xinyu, miembro del partido y especialista en relaciones internacionales, sostuvo que al gobierno chino aún le falta concretar “la reforma económica” porque “el crecimiento se desaceleró en los últimos tres o cuatro años”.

“Los líderes están tratando de encontrar la forma de mantener el crecimiento económico, fomentando e invirtiendo en nuevas tecnologías, inteligencia artificial y energía renovable, pero es sólo el comienzo. Van a continuar buscando esas nuevas formas para que la economía crezca en los próximos cinco años. Es lo que llamamos 'la nueva normalidad'”, dijo el también secretario general del Centro de Estudios de Diplomacia Pública.

Otros de los temas es “la guerra contra la corrupción” que, según él, “no ha terminado”. 

“En China, la gente bromea con que los funcionarios de gobierno no duermen bien porque el gobierno de Xi ataca la corrupción. Cada provincia de China tiene entre siete y once líderes y, en algunas como Shanxi, diez de once están presos por corrupción”, contó.

“Muchos funcionarios tienen miedo de ser acusados, por eso, no hacen nada. Según las reglas del partido, tanto miembros como funcionarios no pueden ir a un hotel de lujo o tener un almuerzo caro. Y si bien ese comportamiento puede ser algo menor, algunos fueron separados de su cargo por eso. Entonces, bajo esta línea, muchos no trabajan porque piensan que van a decir o hacer algo inapropiado”, agregó el académico.

Comentarios