México llama a Malasia a aprobar el CPTPP

Jueves, 12/03/2020
El Economista

México hará un exhorto para que cuatro países, Malasia, Chile, Perú y Brunei pongan en vigor el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o CPTPP, por su sigla en inglés).

El TIPAT entró en el panorama de los acuerdos comerciales en un momento de incertidumbre en el sistema comercial global y previo a la guerra comercial en curso entre Estados Unidos y China.

“Nosotros, en México, vamos a tener este año la reunión de la Comisión Administradora del TIPAT, estamos evaluando si la podemos hacer a nivel ministerial, y nosotros vamos a instar a estos cuatro países a que lo pongan en vigor”, dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

El 30 de diciembre del 2018, el TIPAT entró en vigor entre los primeros seis países que ratificaron el acuerdo, Canadá, Australia, Japón, México, Nueva Zelanda y Singapur. El 14 de enero del 2019, comenzó la vigencia para Vietnam.

“En Perú es una cuestión de que tuvieron un cambio político en el Congreso, se disolvió; pero tenemos entendido que en ese país, por lo menos, se podría aprobar pronto”, añadió De la Mora.

El TIPAT reduce y elimina las barreras arancelarias y no arancelarias en bienes, servicios y agricultura. Establece reglas y disciplinas comerciales que ampliaron los compromisos de la Organización Mundial del Comercio y abordaron nuevas cuestiones.

Incluye 30 capítulos, con disciplinas tradicionales como: comercio de bienes, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, servicios, inversión, entre otros, así como temas de siguiente generación como: disciplinas para empresas propiedad del Estado, comercio y trabajo, comercio y medio ambiente, propiedad intelectual, coherencia regulatoria, tratamiento a pymes y comercio electrónico.

Malasia está haciendo una evaluación general sobre el CPTPP, mientras que el Senado de Chile ha retrasado su proceso de ratificación en un contexto en el que los chilenos han manifestado su descontento con el statu quo a través de repetidos cambios electorales y movilizaciones masivas.

De la Mora dijo desconocer la razón del retraso de Brunei en la puesta en vigencia del TIPAT.

“Es una cuestión política interna que creo que se va a resolver, porque no es sobre el contenido del TIPAT o la legitimidad del TIPAT, sino que es más una cuestión de la dinámica política que se da”, comentó en términos generales sobre las naciones pendientes.

También el tratado tiene la ventaja de que fortalece los mecanismos de resolución de controversias. En caso de que las consultas no permitan resolver alguna cuestión, los países miembro de este tratado podrán solicitar el establecimiento de un panel, que será creado dentro de los 60 días siguientes a la fecha de recepción de una solicitud de consultas o 30 días después de la fecha de recepción de una solicitud relacionada con bienes perecederos.

“Es desafortunado, nos gustaría que ya estuvieran ahí esos cuatro países, porque entonces ya permite una aplicación completa del tratado. Sería muy bueno que todos pudiéramos ya tener la aplicación de todas las reglas que negociamos todos”, concluyó De la Mora.

Comentarios