Morgan Stanley eleva a 6,8% previsión de crecimiento del PIB de China

Jueves, 30/11/2017

La consultora financiera Morgan Stanley ha revisado su previsión para el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de China, sobre la base de que las reformas que el país está llevando a cabo, incluidos los recortes de capacidad excesiva, están mejorando la calidad y la estructura de la economía del país asiático.

El reconocido banco de inversión, con sede en Nueva York, predijo que en este año la economía china se ampliará en un 6,8% interanual, por encima de su previsión anterior del 6,6%, y que en 2018 la cifra será del 6,5%, también más que su proyección inicial del 6,4%.

Morgan Stanley atribuyó el reajuste a una mejor calidad de la economía y al progreso en las transiciones clave que está ejecutando China.

Durante una rueda de prensa a mediados de semana, Robin Xing, jefe economista de la consultora para China, destacó el robusto consumo y el fortalecimiento de la inversión privada.

"Las mejoras en el consumo en las ciudades de tercer y cuarto nivel, junto con los servicios y la nueva economía, seguirán generando empleo y promoviendo el ascenso de los ingresos", dijo Xing.

"Además, a pesar de la ralentización del sector público, las empresas privadas se están involucrando más activamente en el área de la inversión, y un número cada vez mayor de ellas está invirtiendo en industrias de alta tecnología".

China está tratando de romper su dependencia de la inversión en mercancías e infraestructura y concentrándose en el sector terciario y en el consumo para sostener el ímpetu de su crecimiento. Dichos sectores abarcan hoy mayores cuotas de la economía, las cuales siguen creciendo.

"El próximo año, la contribución del consumo al crecimiento del PIB llegará a un nuevo pico de más de dos tercios", vaticinó Xing.

El experto también citó otros factores positivos en la economía china, como la aceleración de las exportaciones a causa de la recuperación global, la dinámica de la inflación, que sigue siendo saludable gracias a precios más favorables para los consumidores y a la estabilización de los precios a puerta de fábrica, los progresos en la eliminación de la capacidad anticuada, y las solicitudes de patentes internacionales, que actualmente se sitúan en el segundo lugar globalmente.

No obstante, aún existen desafíos, pero Morgan Stanley dijo que problemas como deudas y presiones deflacionarias se están haciendo menos severos y siguen bajo control.

"Las políticas de restricción y aquellas destinadas a sanear el sector financiero han ayudado a controlar los riesgos", señaló el banco en una nota de investigación, en referencia a la reducción del endeudamiento en el sector corporativo y a la ralentización en el crecimiento de las deudas.

"En lo que va de este año, el ritmo del aumento en la deuda integral con relación al PIB se ha moderado a cuatro puntos porcentuales, en comparación con los 42 puntos porcentuales acumulados en 2015 y 2016", detalla el documento.

Xing previó que la proporción de la deuda frente al PIB llegará a su punto máximo en la segunda mitad de 2019.

Morgan Stanley ha mantenido su optimismo frente a China durante un largo tiempo, y en repetidas ocasiones ha manifestado su confianza en que el país logrará evitar la trampa del ingreso medio para llegar a un nivel de ingresos alto, con un ingreso nacional per cápita que ya en 2025 superaría los US$13.700.

Comentarios