Singapur enfrenta su mayor recesión

Martes, 26/05/2020
Reuters

Singapur anunció este martes su cuarto paquete de estímulo económico, ya que pronostica una recesión más profunda de lo esperado debido a los efectos de la pandemia de COVID-19.

El nuevo paquete de US$ 23.250 millones, presentado por su ministro de finanzas en el parlamento, lleva el apoyo de la ciudad-estado para hogares y empresas a casi el 20% de su PIB.

El anuncio se produce poco después de que Singapur redujera su pronóstico del PIB a un rango de contracción de -7% a -4%, desde el rango anterior de -1% a -4%, allanando el camino para su recesión más profunda en 55 años de historia.

"Este es un paquete histórico y la respuesta necesaria a una crisis sin precedentes", dijo Heng Swee Keat, quien es ministro de finanzas y viceprimer ministro de la ciudad-estado.

La economía de Singapur se contrajo un 0,7% interanual en el primer trimestre y un 4,7% intertrimestral, una disminución menos severa que las estimaciones anticipadas, aunque funcionarios y analistas advirtieron sobre más dolor en el futuro.

"Sigue habiendo un grado significativo de incertidumbre sobre la duración y la gravedad del brote de COVID-19, así como la trayectoria de la recuperación económica", dijo Gabriel Lim, secretario permanente del ministerio de comercio e industria.

Luego de la rebaja, el banco central dijo que la política monetaria permanece sin cambios y que será revisada en octubre, según lo planeado.

Singapur también redujo su pronóstico de 2020 para las exportaciones nacionales no petroleras a -4.0% a -1.0%, de -0.5% a 1.5% anteriormente. Las exportaciones han sido un punto brillante aunque raro para la economía dependiente del comercio en los últimos meses, principalmente debido a un aumento en los envíos farmacéuticos.

El principal indicador de precios de Singapur, el índice básico de precios al consumidor, se contrajo por tercer mes consecutivo en abril, alcanzando un nuevo mínimo de 10 años.

Los analistas esperan que la economía del sudeste asiático experimente una contracción más profunda en el segundo trimestre debido a un bloqueo de dos meses, denominado "interruptor de circuito" (circuit breaker) por las autoridades, en el que la mayoría de los lugares de trabajo se cerraron para frenar la propagación del virus.

La ciudad-estado tiene la mayor cantidad de infecciones en Asia y ha dicho que la reducción del bloqueo a partir de la próxima semana solo se hará gradualmente.

Jeff Ng, estratega principal de tesorería de HL Bank, dijo que el cierre de Singapur podría resultar en una contracción anual de más del 20% en el segundo trimestre, lo que subraya la necesidad de un fuerte estímulo fiscal.

"Singapur ha dado una fuerte dosis de medicina para tratar de soportar la enfermedad actual de la economía", dijo Ng.

El ministro de Finanzas, Heng, dijo que los paquetes de estímulo requerían que el gobierno retirara hasta US$36.482 millones de las reservas pasadas y se pronostica que dará como resultado su mayor déficit en la historia de US$52.127 millones en el año fiscal 2020.

El gobierno señaló por primera vez la posibilidad de una recesión en febrero, cuando redujo su pronóstico del PIB para 2020 al rango -0.5% a 1.5%, de un previo 0.5% a 2.5%. Pero la baja en las expectativas de crecimiento se arrastraba ya desde antes de la última reunión de política monetaria de 2019, que se celebró en octubre.

Comentarios