Singapur se recupera levemente en el tercer trimestre

Miércoles, 07/10/2020
Reuters

Se espera que el declive económico de Singapur se haya desacelerado significativamente en el tercer trimestre a medida que la ciudad-estado aflojó las restricciones del coronavirus, dando al banco central espacio para mantener la configuración monetaria sin cambios cuando se reúna la próxima semana.

Se espera que el producto interno bruto (PIB) se contraiga un 6,8% con respecto al mismo período del año anterior, según el pronóstico mediano de 11 economistas en una encuesta, lo que marca el tercer trimestre consecutivo de caída. La economía se había contraído un 13,2% en abril-junio, su peor desempeño registrado cuando el país se cerró.

El PIB podría aumentar un 35,3% intertrimestral ajustado estacionalmente y anualizado en julio-septiembre, mostró la encuesta, recuperándose de una caída del 42,9% en el segundo trimestre.

"Esperamos un repunte de los mínimos del segundo trimestre, ya que las actividades económicas se reanudaron parcialmente a partir de junio, aunque siguen existiendo algunas restricciones", dijo Jeff Ng, estratega senior de tesorería de HL Bank.

Los 14 economistas encuestados pronostican que la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) mantendrá en suspenso su política basada en el tipo de cambio en su revisión del 14 de octubre. Sin embargo, aunque los economistas dicen que lo peor ya pasó para la economía, esperan que dicha recuperación sea lenta y ven a la política fiscal como el principal impulsor de cualquier repunte.

El banco central administra la política monetaria mediante la configuración del tipo de cambio, permitiendo que el dólar local suba o baje frente a las monedas de sus principales socios comerciales dentro de una banda no revelada.

En su última reunión de política semestral en marzo, el MAS realizó su mayor movimiento de flexibilización desde la crisis financiera de 2009, al aplanar la tasa de aumento de la banda y desplazar efectivamente su centro hacia abajo.

El gobierno ha gastado alrededor de US$ 73.470 millones, o el 20% de su PIB, en ayuda relacionada con el virus para apoyar a hogares y empresas.

Aún así, se espera oficialmente que la economía pequeña y abierta se contraiga entre un 5% y un 7% este año en su peor recesión, mientras que la tasa de desempleo en agosto tocó su nivel más alto desde mediados de 2004.

"Nos estamos recuperando, pero hasta ahora todavía una recuperación parcial y el camino a seguir probablemente será bastante gradual y bastante volátil, dependiendo de cómo se desarrolle la situación a nivel mundial y nacional", dijo Brian Tan, economista regional de Barclays.

Comentarios