China ayuda a petrolera venezolana

Viernes, 14/12/2018
Reuters

Una empresa mixta petrolera de Venezuela y China casi duplicó su bombeo de crudo en los últimos siete meses, dijo el jueves una unidad de la estatal PDVSA, lo que desaceleró una caída libre en la producción del país sudamericano, azotada por la crisis.    

El bombeo de Sinovensa, propiedad de la filial de PDVSA Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) y la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC), alcanza unos 130.000 barriles por día (bpd), dijo CVP en una publicación de Facebook.

La producción fue de 101.181 a fines de julio y solo de 69.400 bpd en abril, según dijo CVP el 10 de agosto.    El aumento de la producción de crudo pesado de Sinovensa, ubicada en la Faja del Orinoco, en el sur de Venezuela, podría estabilizar un dramático declive que ha llevado la producción de este miembro de la OPEP a sus niveles más bajos en casi 70 años.

El de Sinovensa es el segundo campo de mayor participación extranjera en el país y representa casi el 10 por ciento de la producción actual venezolana.

El aumento se produce después de que el presidente Nicolás Maduro dijera en septiembre que Venezuela vendió a CNPC una participación adicional del 9,9 por ciento en Sinovensa, dejándola con un 49 por ciento de participación.

Hasta 2017, ningún socio minoritario extranjero tenía una participación en un proyecto de empresa conjunta con PDVSA que excediera el 40 por ciento.

China ha invertido más de 50.000 millones de dólares en Venezuela en la última década a través de acuerdos de petróleo a cambio de préstamos, asegurándose el suministro de energía para su economía de rápido crecimiento.

Pero el financiamiento se agotó cuando la economía del país sudamericano comenzó a caer en espiral en 2015, presionada por la caída de los precios del petróleo.

El rebote en la producción ocurre tras el mínimo histórico que se tocó a principios de 2018, cuando una reorganización del gerenciamiento de PDVSA y una vasta investigación por corrupción aceleraron la caída del bombeo en Venezuela después de años de inversión insuficiente, un empeoramiento de la infraestructura, y el éxodo de personal calificado.

"Se está recuperando esa que llaman 'producción deferida'(...), que es esa producción que había disminuido por temas de robo de equipos", dijo Antero Alvarado, socio director de la consultora Gas Energy Latin America en Venezuela.

Sin embargo, "esto va a tener un efecto de corto plazo porque va a llegar un momento donde la producción va a volver a caer y van a necesitar perforar pozos, cosa que no se esta haciendo", agregó.

Venezuela dijo a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que produjo 1,46 millones de bpd en noviembre en comparación a los 1,43 millones del mes previo, pero lejos de los 2 millones de 2017.

Los datos de fuentes secundarias mostraron una disminución a 1,1 millones de bpd en noviembre, según un informe de la OPEP publicado el miércoles.

Sinovensa produjo un promedio de 128.700 bpd en 2017, superado solo por los 146.000 producidos por Petropiar, 30% de propiedad de Chevron, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

La publicación de CVP en Facebook citó al ejecutivo de CNPC, Jia Yong, diciendo que esperaba que la producción alcance 165.000 bpd.

Comentarios