Japón se juega por el cuestionado Avigan contra el coronavirus

Lunes, 11/05/2020
AsiaLink

El gobierno japonés planea implementar controles estrictos sobre la inversión extranjera en compañías involucradas en el tratamiento de coronavirus en torno al medicamento denominado Avigan, informó el domingo el periódico local Yomiuri.

La medida sería una extensión de las reglas revisadas sobre propiedad extranjera en compañías consideradas críticas para la seguridad nacional.

El Ministerio de Finanzas publicó una lista de 518 empresas de ese tipo el pasado viernes.

Fujifilm Holdings Corp de Japón está trabajando con proveedores nacionales para aumentar la producción del Avigan, un su medicamento contra la gripe, que se está probando como tratamiento experimental para superar el COVID-19.

Los fabricantes de productos químicos Denka Co y Kaneka Corp se encuentran entre los proveedores de materias primas de Avigan que estarían sujetos a las reglas de propiedad revisadas, dijo Yomiuri.

Reportaje denuncia. Según informó la semana pasada el New York Times, el primer ministro Shinzo Abe ha asignado casi US$130 millones para triplicar las reservas existentes del medicamento, junto con coordinar una posible entrega gratuita a otras naciones, incluidos los EE.UU.

Pero la publicación denunció que, junto con no existir evidencia de que el fármaco realmente sea un tratamiento eficaz contra el coronavirus, el medicamento solo ha mostrado potencial para tratar algunas enfermedades mortales, como el Ébola, en estudios con animales. El problema es que solo hay hallazgos limitados de que funcione para enfermedades que afecten a humanos.

Peor aún, el medio estadounidense reporto que el nombre genérico del Avigan es Favipiravir, el que tendría un peligroso efecto secundario potencial: defectos de nacimiento.

"El propio Abe señaló en una conferencia de prensa el lunes que el efecto secundario era 'el mismo que la talidomida', la famosa píldora sedante que causó deformaciones en miles de bebés en los años 50 y 60", destacó NYT en un reportaje publicado el pasado 5 de mayo.

Aún así, la primera autoridad del país habría pedido que se aprobara el uso de Avigan contra COVID-19 para finales del mes de mayo, lo que despertó suspicacias respecto del rol que podrían jugar los gobiernos y los políticos en la promoción de nuevos medicamentos locales (y la industria farmacéutica detrás de ellos) en un tiempo especialmente delicado, como es la actual pandemia.

La semana pasada, también Japón había dado su visto bueno para el medicamento Remdesivir, que se investiga para superar el COVID-19.

 

Con información de Reuters.

Comentarios