Ramadan podría disparar contagios por coronavirus en Indonesia

Lunes, 13/04/2020
Reuters

Investigadores indonesios han advertido al gobierno que los planes de permitir que millones de personas se vayan a sus aldeas de origen al final del mes de ayuno musulmán del Ramadán el próximo mes, podrían aumentar las infecciones por coronavirus.

Mientras tanto, un estudio separado mostró que el sistema de salud en el cuarto país más poblado del mundo probablemente se vería abrumado por la demanda de unidades de cuidados intensivos, incluso con grandes esfuerzos para suprimir el brote.

El presidente Joko Widodo ha resistido la presión de una prohibición total del éxodo del Ramadán, conocido en Indonesia como "mudik", citando la tradición y los factores económicos, en lugar de tratar de persuadir a las personas de quedarse y usar solo restricciones limitadas en el transporte.

Algunas ciudades han recurrido a medidas persuasivas basadas en la emocionalidad, como colocar actores que personifican fantasmas en las calles, para así convencer a la población de quedarse en casa.

Los expertos en salud ya han dicho que Indonesia enfrenta un fuerte aumento en los casos después de que una respuesta lenta del gobierno enmascarara la escala de infecciones en un país que ya ha sufrido 399 muertos, más que cualquier otro país asiático, excepto China.

En un nuevo modelo, la facultad de salud pública de la Universidad de Indonesia pronosticó que si el mudik continúa, podría haber un millón de infecciones en julio en Java, la isla más poblada del país y hogar de la capital, Yakarta.

"Si no tenemos mudik, podemos evitar que los números lleguen tan alto", dijo el investigador Pandu Riono, y agregó que el modelo todavía pronostica otros 750.000 incluso sin mudik.

Cuando se le pidió que comentara, Abraham Wirotomo, un experto en la oficina presidencial, dijo que invitó a los investigadores a participar y basaría su formulación de políticas en la investigación.

Indonesia ha registrado 4.557 infecciones hasta ahora, pero los modeladores han estimado que el número real podría ser mucho mayor. Riono estima que podría tener 250.000 casos ya.

El estudio, que se presentó a los funcionarios del gobierno el domingo, cita una encuesta del gobierno que dice que el 7% de la población total en el área del Gran Yakarta de alrededor de 30 millones de personas está considerando viajar.

El año pasado, según el gobierno, alrededor de 19 millones de personas fueron a mudik.

Las restricciones para permitir que el transporte público llene solo la mitad de sus asientos, y limitar la ocupación de un automóvil privado y motocicletas, no fueron suficientes para detener el aumento de casos, dijo Riono.

Se negó a decir cuántas muertes adicionales podría provocar el mudik, pero su grupo de investigadores predijo el mes pasado que podría haber más de 140.000 muertes y 1.5 millones de casos en Indonesia en mayo, a menos que el gobierno tome medidas más duras.

Por separado, los modeladores liderados por el Instituto de Tecnología de Bandung (ITB) pronosticaron que Indonesia necesitaría 180.000 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el mejor de los casos, lo que hace que las infecciones aumenten a 1,6 millones en el país de 264 millones de personas.

Los datos del ministerio de salud en marzo mostraron que Indonesia tenía solo 8.413 ventiladores, esenciales para tratar a las personas con enfermedades respiratorias. Eso es menos del 5% de los ventiladores necesarios para el peak del brote.

Indonesia ha estado tratando de obtener más ventiladores del extranjero, pero le resultó tan difícil, que optó por coordinarse con las empresas para tratar de "aplicarles ingeniería inversa", dijo el ministro de Industria, Agus Gumiwang Kartasasmita. El ministro indicó que esperaban tener un prototipo para fines de abril.

El modelo de ITB descubrió que, en un escenario con medidas gubernamentales más débiles y un máximo de 5,5 millones de casos en julio, se necesitarían 600.000 UCI.

Comentarios