Corea del Sur aumenta presupuesto para combatir contaminación

Miércoles, 24/04/2019
Reuters

Corea del Sur reveló este miércoles un presupuesto suplementario propuesto de US$5.870 millones que, según el gobierno, es necesario para hacer frente a niveles de contaminación del aire sin precedentes e impulsar las exportaciones golpeadas por la débil demanda.

El paquete incluye US$1.900 millones para combatir la contaminación, incluidos los subsidios para reemplazar los viejos autos que funcionan con diesel, comprar purificadores de aire y fomentar el uso de tecnologías de energía renovable.

Otros US$3.000 millones  serían aumentar la financiación de créditos a la exportación y crear empleos.

El presupuesto adicional es para "resolver una situación nacional causada por el polvo fino" y para apoyar la economía, dijo el Ministerio de Finanzas.

El ministro de finanzas, Hong Nam-ki, dijo que contribuiría a ayudar a elevar el crecimiento en la cuarta economía más grande de Asia en 0,1 puntos porcentuales este año y agregaría al menos 73.000 empleos.

Pero los economistas vieron limitado efecto estimulante.

"Es mejor que no hacer nada para elevar el crecimiento en la segunda mitad, pero tanto en cuanto a tamaño como a contenido, no será un catalizador para la recuperación económica", dijo Lee Sang-jae, economista jefe de Eugene Investment.

Los mercados rechazaron la propuesta de estímulo del gobierno.

En marzo, el parlamento aprobó un proyecto de ley que designaba el problema de la contaminación del aire como un "desastre social", allanando el camino para que el gobierno del presidente Moon Jae-in diseñara un programa de estímulo fiscal para combatirlo.

También en marzo, las exportaciones se contrajeron por cuarto mes consecutivo.

La semana pasada, el banco central redujo su pronóstico de crecimiento para 2019 a un mínimo de siete años del 2,5%, subrayando las preocupaciones de que la débil demanda externa y las fricciones comerciales podrían frenar la recuperación económica.

La pérdida de puestos de trabajo también es una preocupación. La tasa de desempleo de Corea del Sur saltó a un máximo de nueve años en enero, afectada por los aumentos liderados por el gobierno en salarios mínimos y preocupaciones de crecimiento entre las empresas.

Las condiciones de empleo mejoraron ligeramente en marzo, pero la situación sigue siendo difícil, dijo el Ministerio de Finanzas.

Para financiar el presupuesto adicional propuesto, el gobierno planea emitir bonos que cubren el déficit, según el jefe de presupuesto del ministerio.

Los millones restantes provendrán de los ingresos fiscales por encima del objetivo recaudados en 2018 y de los fondos que administran las empresas estatales.

Este año marca el quinto año consecutivo para que Corea del Sur proponga un presupuesto adicional para el estímulo, lo que generó críticas de que esto ya no es una medida de emergencia.

Cuando se le preguntó si la situación económica justifica un aumento en el gasto, el Ministro de Finanzas Hong dijo que su equipo está haciendo "respuestas preventivas" para impulsar el crecimiento, como lo permite la ley de estímulo económico de Corea del Sur.

Corea del Sur puede elaborar un presupuesto adicional cuando hay una guerra o brotes de desastres a gran escala, o cuando existe preocupación por las recesiones económicas y los despidos masivos, de acuerdo con la ley nacional de finanzas.

El gobernante Partido Demócrata de Moon probablemente enfrenta el desafío de obtener la aprobación parlamentaria del proyecto de ley del presupuesto, ya que solo tiene el 43% de los 300 escaños de la Asamblea Nacional. Moon necesitará el apoyo de casi 30 legisladores de la oposición.

"Parece que no puede ser aprobado por el parlamento en mayo, dada la situación actual de la resistencia de los partidos de la oposición", dijo Park Sang-hyun, economista jefe de Hi Investment & Securities.

Comentarios