Unesco declara Geoparques Mundiales en sitios clave de Asia

Lunes, 13/07/2020
AsiaLink foto Xinhua

El Consejo Ejecutivo de la UNESCO aprobó la designación de 15 nuevos Geoparques Mundiales de la UNESCO. Después de estas nuevas designaciones, la Red Internacional de Geoparques Mundiales cuenta ahora con 162 sitios diseminados en 44 países.

en un comunicado emitido por la organización, se indica que el Consejo Ejecutivo también aprobó la ampliación del Geoparque Mundial de la UNESCO de Kula-Salihli en Turquía.

Geoparques Mundiales de la UNESCO fueron designados por primera vez en Nicaragua, en la Federación de Rusia y en Serbia.

Los sitios recién designados como tales en Asia son los siguientes:

Geoparque mundial de la UNESCO de Xiangxi (China)

En el interior de las Montañas Wuling, en la Prefectura autónoma Mujia y Miao de Xiangxi (provincia de Hunan), el geoparque es testigo de una rica historia humana que comienza en el Paleolítico e incluye 160 sitios culturales del Paleolítico y el Neolítico. En la actualidad, la región está habitada principalmente por las minorías étnicas Tujia y Miao, los primeros pueblos indígenas que vivieron en la zona, cuya rica historia y cultura han dado lugar a costumbres populares únicas. La geología de la región documenta la formación de la Plataforma del Yangtzé, una cuenca de tierra firme que ha sufrido múltiples etapas de evolución tectónica. El sistema cámbrico es particularmente visible en el geoparque, con dos sitios de gran importancia internacional. La zona es también conocida por su bosque de piedra roja, el Gran Cañón de Dehang, el Valle de Zuolong y muchas cascadas espectaculares. 

Geoparque mundial de la UNESCO de Zhangye (China)

El Geoparque está situado en la ciudad de Zhangye, en la provincia de Gansu, que fue un municipio importante en la antigua Ruta de la Seda, la ruta comercial entre China y el Occidente. Los 577 sitios culturales del geoparque dan testimonio de la historia de la ciudad, que alberga a varios grupos étnicos minoritarios, incluidos los yugoslavos, con culturas y modos de vida distintos. La característica más notable del geoparque es la presencia de colinas coloridas, el mejor ejemplo del relieve de Danxia en China, formado por areniscas plegadas de varios colores. En algunas de estas colinas se formaron relieves en celosía y formas de terreno "estilo palacio" por causa de la erosión. Otra característica importante es la opiolita de "Nueve Muelles", un remanente de la antigua corteza oceánica, que ha sido estudiada por muchos geólogos por su importancia geológica internacional.

Geoparque mundial de la UNESCO de Toba Caldera (Indonesia) 

Ubicada en la isla de Sumatra, la Caldera de Toba se formó por la erupción de un supervolcán hace 74.000 años. La cuenca de la caldera es el lago volcánico más grande de Indonesia y se encuentra a 904 metros sobre el nivel del mar. La gran isla de Samosir se eleva desde el lago entre colinas onduladas, montañas y llanuras. La creación de la caldera expuso las rocas del sótano, lo que permitió a los científicos estudiar lo que una vez fue parte del megacontinente Gondwana. La zona, hogar de los pueblos Batak Toba, Simalungun, Karo y Pakpak, tiene un rico patrimonio cultural que puede explorarse visitando casas tradicionales y museos en el geoparque.

Geoparque mundial de la UNESCO de Hantangang (República de Corea)

Situado en la parte central de la península de Corea, el geoparque presenta un paisaje volcánico único compuesto por profundas gargantas, acantilados de basalto, columnas y cascadas formadas a finales del Cuaternario tras la erupción del monte Ori, que desencadenó una corriente de lava entre cadenas montañosas paralelas a lo largo del antiguo valle del río Hantangang, creando la meseta de lava de Cheorwon. El río Hantangang erosionó posteriormente un nuevo camino a través de la meseta de lava, desarrollando su topografía volcánica única. La riqueza de los sitios culturales y arqueológicos de la región, incluyendo Jeongok-ri, que se remonta a la Edad de Piedra, da testimonio de su importancia estratégica para el comercio y la guerra.

Geoparque mundial de la UNESCO de Dak Nong (Viet Nam)

Ubicado en la provincia de Dak Nong, en las mesetas centrales del sur de Viet Nam, el pasado geológico del geoparque se remonta a un período entre 200 y 165 millones de años atrás, cuando la región era parte del antiguo supercontinente Gondwana. La actividad volcánica más reciente, hace unas decenas de miles de años, lo dotó de cráteres espectaculares, majestuosas cascadas y el sistema más grande y magnífico de cientos de cuevas volcánicas en el sudeste de Asia. Gracias a su geomorfología y sus variadas condiciones pedoclimáticas, el geoparque alberga una gran variedad de ecosistemas y una rica biodiversidad, con muchas especies endémicas raras. Dak Nong fue habitada originalmente por tres pueblos indígenas, los M'Nong, los Ma y los Ede. Después de una afluencia de inmigrantes a fines de la década de 1970, se convirtió en el hogar de más de 40 grupos étnicos y en un lugar de rica diversidad cultural. 

Geoparque mundial de la UNESCO de Kula-Salihli (Turquía) 

El geoparque se encuentra en la parte oriental de la región del Egeo de Turquía. Sus características geológicas documentan más de 200 millones de años de historia de la Tierra, desde rocas metamórficas paleozoicas hasta erupciones volcánicas prehistóricas. Incluye tres áreas distintas: la provincia volcánica de Kula, uno de los campos volcánicos más jóvenes de Turquía, el graben de Gediz, una región muy activa al nivel tectónico, y las montañas Bozdağ.

El geoparque incluye una gran meseta de lava, cuevas de lava y columnas de basalto, así como toda la gama de características morfológicas asociadas con la formación de un graben o fosa tectónica, como fallas, depósitos de abanicos, características relacionadas con terremotos, etc. El geoparque también es de gran importancia histórica con el valle del Homo erectus, los fósiles de huellas humanas de Çakallar, las pinturas rupestres de Kanlıkaya y las tumbas de túmulos de lo que una vez fue la capital del reino de Lidia, donde se cree que se inventó el dinero, las ruinas de Sardis, fundadas hace casi 3.000 años, y de un templo dedicado a Artemisa en el siglo III a. C.

Comentarios