COVID-19: Singapur impone rastreo electrónico a visitantes internacionales

Lunes, 03/08/2020
Reuters

Singapur hará que algunos viajeros entrantes usen un dispositivo de monitoreo electrónico para garantizar que cumplan con las cuarentenas de coronavirus a medida que la ciudad-estado reabre gradualmente sus fronteras, dijeron el lunes las autoridades.

A partir del 11 de agosto, los dispositivos se entregarán a los viajeros entrantes, incluidos ciudadanos y residentes, de un grupo selecto de países a los que se les permitirá aislar en sus hogares en lugar de hacerlo en una instalación designada por el estado.

Se han utilizado medidas similares con pulseras electrónicas para rastrear los movimientos de las personas durante la cuarentena en Hong Kong y Corea del Sur.

Los viajeros a Singapur deben activar el dispositivo, que utiliza señales de GPS y Bluetooth, al llegar a su hogar y recibirán notificaciones en el dispositivo que deben reconocer.

Cualquier intento de salir de casa o alterar el dispositivo activará una alerta a las autoridades.

Hong Kong introdujo en marzo un esquema para que los viajeros que ingresen utilicen una pulsera electrónica delgada, similar a una etiqueta que usan los pacientes del hospital, para imponer cuarentenas a los pasajeros que llegan. Corea del Sur también ha utilizado esas pulseras conectadas a aplicaciones de teléfonos inteligentes para quienes violan la cuarentena.

El gobierno de Singapur, que no ha dado detalles sobre cómo se verá el dispositivo, dijo en un comunicado que no almacenará ningún dato personal y que no tiene ninguna función de grabación de voz o video.

Los mayores de 12 años no tendrán que usar estos dispositivos.

La ciudad-estado, que también planea dar a todos los residentes un dispositivo portátil de rastreo de virus, tiene castigos severos por incumplimiento de sus reglas de cuarentena y distanciamiento social.

Según la Ley de Enfermedades Infecciosas, los castigos pueden ser multas de hasta US$ 7.272 o prisión de hasta seis meses, o ambos. También ha revocado los pases de trabajo de los extranjeros que incumplieron las reglas.

Singapur ha informado de 52.825 infecciones por coronavirus, principalmente debido a brotes masivos en dormitorios de trabajadores migrantes, pero los casos importados se han incrementado en los últimos días.

Comentarios