Japón aplica impuesto de salida para promover el turismo

Martes, 08/01/2019
Agencia Xinhua

Japón comenzó esta semana a cobrar un impuesto de salida de US$9 a todos los viajeros que salgan del país por avión o barco, excepto los bebés menores de dos años y los viajeros en tránsito de hasta 24 horas.

El impuesto sigue la legislación aprobada en abril del año pasado y tiene como objetivo crear nuevas fuentes de ingresos que se destinarán a facilitar la mejora de los servicios de viaje, así como a brindar a los viajeros mejor acceso a la información sobre los viajes en Japón, para mejorar la satisfacción de los visitantes y reforzar el turismo, especialmente en las zonas rurales.

Parte de lo recaudado por el impuesto de salida también se empleará en la construcción de instalaciones e infraestructura para hacer frente al creciente número de turistas que se espera visiten Japón antes y después de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se celebrarán en Tokio en 2020, dijeron funcionarios gubernamentales.

Se espera que los ingresos recaudados por la tasa de salida en el año fiscal 2019 alcancen los US$450 millones, según estimaciones del Gobierno, que utilizará los fondos para proyectos e infraestructura relacionados con el turismo, incluida tecnología de reconocimiento facial en puertos aéreos y marítimos.

Japón, aunque disfrutando actualmente de un repunte económico, sigue sumido en la presión deflacionaria y ha estado mirando cada vez más hacia su industria turística para impulsar su economía.

La cantidad de turistas, particularmente de los vecinos más cercanos de Japón, ha aumentado significativamente en los últimos años, debido en parte a la relajación de las regulaciones de visados y a un yen relativamente débil que refuerza el poder adquisitivo de los visitantes entrantes.

La Agencia de Turismo de Japón dijo que en 2018 se ha superado, por primera vez desde que comenzara el registro, los 30 millones de visitantes, y el Gobierno pretende que esa cifra aumente a 40 millones para 2020. 

Comentarios