Asean se compromete a combatir el plástico en los océanos

Martes, 25/06/2019
thomson reuters foundation

Las naciones del sudeste asiático prometieron el sábado luchar contra la contaminación plástica en el océano, ya que sus líderes adoptaron una declaración conjunta durante una cumbre en Bangkok.

La Declaración de Bangkok sobre la lucha contra los escombros marinos en la región de la ASEAN fue adoptada por los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) de 10 miembros, que incluye a cuatro de los principales contaminadores del mundo.

Los miembros de la ASEAN, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia, junto con el peor infractor de China, arrojan la mayor cantidad de desechos plásticos a los océanos, según un informe de 2015 co-escrito por el activista ambiental Ocean Conservancy.

"Todos los países ... valoran y enfatizan la protección ambiental y apoyan a Tailandia en la inclusión de la agenda sobre la protección del medio ambiente y la lucha contra los desechos marinos, que coincide con la agenda global", dijo el sábado a la prensa el portavoz del gobierno, Werachon Sukondhapatipak.

La declaración fue elogiada por los ambientalistas como un buen primer paso para la región, aunque persisten dudas de que la implementación sea un desafío porque el grupo tiene un código de no injerencia que dejaría la formulación de políticas necesaria en manos de los países miembros individuales.

Los 10 países de la ASEAN prometen "fortalecer las acciones a nivel nacional, así como a través de acciones de colaboración ... para prevenir y reducir significativamente los desechos marinos", según el documento oficial visto por Reuters.

También "fortalecerán las leyes y regulaciones nacionales, así como la cooperación regional e internacional, incluyendo el diálogo relevante sobre políticas y el intercambio de información".

Ni la declaración ni el Marco de Acción que lo acompaña mencionan específicamente las prohibiciones de los plásticos de un solo uso o las importaciones de residuos extranjeros, como los grupos ambientales exigieron anteriormente antes de la cumbre.

La declaración se realizó antes de la cumbre del G20 de la próxima semana en Japón, que reúne a 20 economías principales y también apuntará a abordar la contaminación plástica marina.

Se espera que el pacto de Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) originado en China se finalice este año, dijo Werachon.

Las negociaciones comenzaron en 2012 en RCEP, que prevé la creación de una zona de libre comercio que abarque el 45 por ciento de la población mundial y más de un tercio de su PIB, pero no involucra a Estados Unidos.

"Todos los países enfatizan la importancia de la negociación del RCEP. Todos los líderes acordaron que debería completarse este año", dijo.

"Este mecanismo fortalecerá económicamente a la ASEAN y puede vincularse con otros marcos de cooperación económica regional".

Primero propuesto por China, RCEP cuenta actualmente con 16 signatarios: ASEAN y seis países de Asia y el Pacífico, incluidas las principales economías de India, Japón y Corea del Sur.

La ASEAN tiene acuerdos de libre comercio con los seis países.

"Debemos recurrir más para ayudarnos mutuamente. El comercio interno dentro de la ASEAN debe aumentar su valor", dijo Werachon.

Formada hace más de 50 años, la ASEAN ha luchado históricamente con los desafíos que enfrenta la región porque funciona solo por consenso y se muestra renuente a involucrarse en cualquier asunto que se considere interno de un estado miembro.

Los principales líderes no discutieron la disputa por el Mar de China Meridional, pero el tema probablemente se presentará el domingo, agregó Werachon.

Sin embargo, el tema fue discutido por los ministros de asuntos exteriores el sábado. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Tailandia dijo que los países avanzaron en un borrador de negociación del Código de Conducta para el disputado Mar de China Meridional y que probablemente terminarán una primera lectura para fines de este año.

Los reclamos en el Mar de China Meridional, una de las vías fluviales más concurridas del mundo, afirmados por los miembros de la ASEAN en Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei e Indonesia, así como en China y Taiwán, lo convierten en un posible punto de inflamación.

China dice que posee la mayor parte de la vía fluvial y que ha estado construyendo y militarizando agresivamente islas artificiales, así como enfrentando a los barcos que entran en la zona, acciones que dan urgencia a los esfuerzos de la ASEAN para negociar en el área.

"Existe un riesgo real de que los desarrollos en el terreno, o más precisamente en el mar, estén superando por mucho el progreso del COC, por lo que posiblemente sea irrelevante", dijo Marty Natalegawa, ex ministro de Relaciones Exteriores de Indonesia.

Comentarios