India restringe fuegos artificiales por contaminación

Miércoles, 24/10/2018
Reuters

La Corte Suprema de India permitió esta semana solamente el uso de petardos "verdes" para Diwali el próximo mes para tratar de frenar la contaminación, pero no estaba claro cómo se cumplirían las reglas o si existía algo así como un fuego artificial ambientalmente seguro.

El tribunal prohibió la venta de petardos por completo durante el festival hindú de las luces el año pasado, pero los juerguistas los compraron en los estados vecinos y la contaminación del aire en Nueva Delhi alcanzó 18 veces el límite saludable.

Cada año, el humo de los petardos cubre Delhi y sus ciudades satélites en una bruma que puede permanecer durante días a medida que la velocidad del viento disminuye en el clima más frío, lo que aumenta la contaminación causada por la quema de residuos de cultivos, escapes de vehículos y gases industriales.

Activistas en la India, hogar de las 14 ciudades más contaminadas del mundo, solicitaron al tribunal una nueva prohibición de los fuegos artificiales antes de Diwali, cuando se encienden millones de petardos.

Decisión criticada. El ecologista Vimlendu Jha dijo que no había tal cosa como un "fuego artificial ambientalmente seguro" y criticó la decisión de la corte mientras otros expresaban su preocupación sobre cómo se puede hacer cumplir la orden.

"Su única decisión de permitir la venta y el uso de petardos en los tiempos actuales, mientras que la mitad de nuestro país se convierte en una cámara de gas, matará a niños pequeños, niños y ancianos", dijo Jha en un Tweet.

Pero las autoridades se han mostrado renuentes a imponer una prohibición total para evitar ofender a millones de hindúes en todo el país, para quienes Diwali es uno de los festivales más grandes.

Una sala de dos jueces dijo que los petardos serían permitidos durante Diwali, Navidad y Año Nuevo,"con condiciones", y estas son solo "petardos seguros y verdes", por un máximo de dos horas en Diwali, y solo en áreas designadas como parques.

Las ventas en línea fueron prohibidas.

"Esta decisión debería haber llegado antes porque los fabricantes están listos con todo tipo de petardos y será muy difícil detenerlos", dijo Sunil Dahiya, activista de Greenpeace.

Nueva Delhi representa casi la mitad de la demanda de la India de petardos, aunque Diwali se celebra en todo el país.

“Estas celebraciones no deben ser estropeadas. Tales peticiones de prohibición están dirigidas deliberadamente contra los festivales hindúes ", dijo Tajinder Pal Singh Bagga, un portavoz de la unidad de Delhi del gobernante partido Bharatiya Janata.

Pero el juez Arjan Kumar Sikri dijo que se debía establecer un equilibrio entre las prácticas religiosas y la protección de la salud pública.

El martes, el índice de calidad del aire de Delhi, que mide la concentración de partículas venenosas, se situó en más de 300 en algunas partes de la ciudad en expansión, muy por encima del límite de seguridad de 100.

"Si una práctica religiosa en particular amenaza la salud y la vida de las personas, esa práctica no tiene derecho a protección", dijo Sikri.

El tema es que las tradiciones religiosa están muy arraigadas en India y no es fácil imponer decisiones basadas en motivos seculares.

La prueba de ello se vio la semana pasada, cuando cientos de manifestantes de grupos conservadores hindúes desafiaron una decisión de la Corte Suprema que permite a las mujeres en edad menstrual ingresar a un templo hindú en el estado de Kerala, en el sur del país, diciendo que perjudicaría "una tradición de siglos".

Comentarios