Japón seguirá adelante con JJOO

Miércoles, 04/03/2020
Reuters

Las infecciones confirmadas por coronavirus de Japón aumentaron el miércoles por encima de 1,000, la mayoría de un crucero en cuarentena, ya que los organizadores de los Juegos Olímpicos rechazaron las especulaciones de que los Juegos de Verano de Tokio podrían cancelarse.

Al miércoles por la noche (hora del Este) se habían reportado 23 nuevas infecciones, desde la prefectura de Yamaguchi en el oeste hasta Hokkaido en el norte, lo que subraya la propagación del virus en todo el país y plantea preguntas sobre si los Juegos, que comenzarán a fines de julio, pueden continuar.

El virus se está extendiendo por todo el mundo, con Corea del Sur, Europa e Irán golpeados con fuerza, y varios países han reportado sus primeros casos confirmados, llevando el total a unas 80 naciones afectadas por la enfermedad similar a la gripe que puede provocar neumonía.

El número de casos en China continental, donde el brote se originó en diciembre, llegó a 80.270, mientras que el número de muertes aumentó en 38 a 2,981 para el 3 de marzo.

Ha habido más de 125 muertes fuera de China.

Los nuevos casos en Japón habrían aumentaron este total a más de 1.000, toando en cuenta los 706 del crucero Diamond Princess, en cuarentena durante semanas fuera de Yokohama.

Doce personas murieron en Japón, seis del chip de crucero, dijo el ministerio de salud.

El presidente de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 dijo que la opción de cancelar los Juegos no estaba sobre la mesa, respondiendo a la especulación cada vez mayor de un retraso o cancelación.

"No estoy considerando esto", dijo Yoshiro Mori a los periodistas en una sesión informativa cuando se le preguntó sobre una posible cancelación.

Cuando se le preguntó cuándo los organizadores podían decidir sobre los cambios en los Juegos Olímpicos, Mori, un ex primer ministro, dijo: "No soy Dios, así que no lo sé".

Los comentarios se produjeron después de que el portavoz principal del gobierno dijo que Tokio "procedería constantemente" con los preparativos para los Juegos mientras se coordinaba con el Comité Olímpico Internacional.

El jefe del COI, Thomas Bach, reiteró el martes su respaldo a los Juegos e instó a los atletas a prepararse "a todo vapor".

El primer ministro Shinzo Abe ha pedido a las escuelas que cierren este mes, las empresas están alentando a los empleados a trabajar desde casa y los eventos deportivos se cancelan o se juegan en arenas vacías.

El comité organizador de Tokio 2020 dijo el miércoles que había intensificado las medidas para proteger a los corredores y espectadores para el relevo de la antorcha, que comienza este mes. El número de visitantes será limitado y los corredores serán monitoreados, dijo el comité en un comunicado.

Algunas de las preocupaciones fueron alimentadas por el ministro de los Juegos Olímpicos, Seiko Hashimoto, quien dijo el martes que el contrato de Tokio con el COI "podría interpretarse como que permite un aplazamiento" hasta fin de año, aunque reiteró que el gobierno seguía comprometido con los Juegos.

Hashimoto también indicó que finales de mayo podría ser una fecha clave para tomar una decisión final.

Las multitudes serán más pequeñas y las recepciones se desecharon en la ceremonia de encendido de antorchas de Tokio 2020 en la antigua Olimpia, Grecia, la próxima semana.

Tokio tiene 40 casos confirmados de coronavirus, mientras que se han reportado infecciones tan al sur como Okinawa.

La isla norteña de Hokkaido reportó tres nuevos casos el miércoles, con un total de 82, la más alta entre las prefecturas de Japón. En el oeste de Japón, Ehime informó su segundo caso y Yamaguchi anunció el primero.

"Dada la forma en que el coronavirus se estaba extendiendo por todo el país, pensé que solo sería cuestión de tiempo antes de que se confirmara un caso en Yamaguchi", dijo Tsugumasa Muraoka, gobernador de la prefectura, a los periodistas.

"Haremos todo lo posible para prevenir la propagación del virus".

En declaraciones separadas el miércoles, la aerolínea más grande de Japón, ANA Holdings, y su rival Japan Airlines Co dijeron que cancelarían algunos vuelos nacionales entre el 6 y el 12 de marzo debido a una menor demanda.

Comentarios