"Por favor, no salgan", pide Abe a japoneses por crisis de coronavirus

Viernes, 17/04/2020
Reuters

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, hizo este viernes un llamado enérgico a la nación para que sus ciudadanos permanezcan en sus casas, para así evitar un mayor contagio de coronavirus. Es la primera vez que el premier realiza comentarios tan directos desde que comenzó la crisis.

Pero la situación parece ameritarlo: nuevos casos alcanzaron un récord diario en la capital, Tokio, antes del discurso en el que Abe dijo que la expansión nacional de esta semana de un estado de emergencia se debió en parte al temor de que los servicios médicos pudieran fallar en las áreas rurales, donde viven muchos ancianos.

"Por favor, evite salir", dijo Abe, y agregó que las reducciones en el contacto de persona a persona en Tokio y Osaka, dos de las regiones más afectadas de Japón, todavía estaban muy por debajo de los niveles objetivos. "Todo depende de la acción de cada individuo".

Abe, quien ha visto su apoyo afectado por su manejo de la pandemia, también se disculpó por la confusión sobre un plan para comenzar a distribuir pagos de alivio de coronavirus el próximo mes.

Un presupuesto suplementario tenía pagos detallados de US$ 2.782 a hogares con ingresos afectados por el brote, pero la presión aumentó sobre Abe, también desde su propio partido, para aumentar la ayuda con un pago de US$928 para todos los ciudadanos.

Tal cambio triplicaría el costo para el gobierno a US$111 millones. Anteriormente, el ministro de Finanzas, Taro Aso, dijo que el gobierno esperaba comenzar los pagos en mayo.

Abe dijo que la ampliación de la emergencia también tenía como objetivo limitar los viajes, con las vacaciones de la Semana Dorada de Japón.

El jueves, había extendido la emergencia más allá de los principales centros de población, incluido Tokio, que estaban cubiertos cuando la medida se declaró por primera vez el 7 de abril.

Tokio sigue siendo el más afectado, con un récord de 201 casos adicionales reportados por su gobernador el viernes, por un total de 2,796. El total de infecciones en Japón asciende a más de 9.000, con 190 muertes, según un recuento de la emisora ​​nacional NHK.

La Oficina del Gabinete de Japón, que ayuda a coordinar la política, informó su tercer caso de un resultado oficial positivo para el virus. La víctima, que no fue identificada, tiene más de 50 años y trabaja en el consejo de ciencia, tecnología e innovación.

Se confirmó que este servidor público tenía el virus el jueves, dijo un funcionario. Ningún ministro había estado en contacto cercano, generalmente definido como a menos de dos metros, ya que el hombre mostró síntomas el 10 de abril, dijo el funcionario, lo que significa que no eran candidatos para las pruebas.

Dos funcionarios que se habían acercado a dos metros de él se estaban quedando en casa, dijo la oficina del gabinete, y agregó que ambos aún no se han probado.

Por separado, Taku Otsuka, ministro de estado de la Oficina del Gabinete, está trabajando desde su casa después de que se confirmó que uno de sus secretarios tenía el virus, dijo el viernes el ministerio.

La emergencia de Japón permite a las autoridades municipales instar a las personas a permanecer en el interior, pero sin fuerza legal ni castigos.

Comentarios