Singapur pide a no vacunados confinarse por resurgimiento de coronavirus

Lunes, 19/07/2021
Reuters

El Ministerio de Salud de Singapur recomendó "enérgicamente" el domingo a las personas no vacunadas, especialmente a los ancianos, que se quedaran en casa tanto como fuera posible durante las próximas semanas, citando una mayor preocupación por el riesgo de propagación comunitaria del COVID-19.

El país reportó 88 nuevos casos de coronavirus transmitidos localmente el domingo, la cifra diaria más alta desde agosto del año pasado, impulsada por grupos crecientes de infecciones vinculadas a bares de karaoke y un puerto pesquero. 

Aunque los casos diarios de Singapur son solo una fracción del número reportado entre sus vecinos del sudeste asiático, el aumento en las infecciones es un revés para el centro empresarial asiático, que ha contenido con éxito sus brotes anteriores. El 10 de julio, no había informado de nuevos casos.

Como medida de precaución, las autoridades cerraron el domingo los puestos de pescado fresco y marisco en los mercados de la ciudad-estado mientras realizaban pruebas de detección de COVID-19 en pescaderías.

"Nos preocupa que sigan existiendo cadenas de transmisión crípticas que podrían continuar extendiéndose dentro de nuestra comunidad. La naturaleza porosa de los mercados húmedos hace que el rastreo de contactos y el aislamiento sean menos sencillos", dijo el Ministerio de Salud en un comunicado el domingo por la noche.

Aproximadamente el 73% de la población de 5,7 millones de Singapur ha recibido la primera dosis de una vacuna COVID-10, pero el gobierno está presionando para que se vacunen más personas mayores, ya que las personas mayores de 70 años tienen las tasas de consumo más bajas, alrededor del 71%.

El aumento de casos llevó a la ciudad-estado a endurecer algunas restricciones a las reuniones sociales a partir del lunes, solo una semana después de suavizarlas. Sin embargo, tiene reglas más indulgentes para quienes han sido vacunados.

A medida que aumentan las tasas de vacunación de Singapur y se prepara para vivir con el virus, el gobierno ha dicho que mirará más allá de los números de casos y la gravedad de las enfermedades para decidir sobre nuevas medidas contra el virus.

De las 243 personas con COVID-19 que se encuentran actualmente en el hospital, cinco tenían una enfermedad grave que requería suplementos de oxígeno y una se encontraba en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos.

Comentarios