Las importaciones chinas a Cuba se desploman por quinto año consecutivo

Viernes, 05/02/2021
Reuters

Las importaciones cubanas de productos chinos cayeron a US$ 483 millones en 2020 frente a los US$ 791 millones en 2019, según datos de la Oficina de Aduanas de Pekín, en un quinto año consecutivo de bajas y cuando la economía sufre por los efectos de las sanciones de Estados Unidos y de la pandemia.

Cuba depende de las importaciones para gran parte de su consumo y comenzó a retrasarse en los pagos a proveedores extranjeros desde 2015, debido a la disminución del apoyo de su aliado Venezuela y a sus propios problemas económicos.

El gobierno chino había informado antes de que las exportaciones a La Habana habían disminuido desde casi US$ 1.900 millones en 2015 a US$ 1.100 millones en 2018.

Datos de la Oficina de Aduanas sitúan las importaciones chinas desde Cuba en US$ 472 millones, una cifra similar a 2019, lo que significa que el comercio en general fue menos de US$ 1.000 millones, el más bajo en más de una década.

Cuba exporta principalmente azúcar y níquel a China, mientras que importa una amplia gama de suministros de equipamientos para maquinaria y transporte, así como materias primas y alimentos.

Ambos países, encabezados con gobiernos comunistas, son aliados políticos y socios económicos, con Beijing invirtiendo en energías alternativas en la isla y en el financiamiento para el desarrollo de la industria ligera, las comunicaciones y otras áreas. Cuba tiene tres empresas farmacéuticas en el país asiático.

Según cinco diplomáticos y empresarios activos en Cuba, sus pares chinos durante años han expresado su frustración con las prácticas comerciales cubanas y los problemas de pago.

Cuba ha dudado en implantar reformas orientadas al mercado similares a otros cinco países en Asia.

Tres de las fuentes, que solicitaron el anonimato, dijeron que el recorte de 2020 en las exportaciones chinas tuvo más que ver con el pago que con los problemas ocasionados por el nuevo coronavirus, al señalar que las exportaciones chinas a la región habían disminuido menos de 1%. "Los cubanos no tienen dinero. El gobierno chino no proporcionará más tiempo para cubrir el comercio y sus empresas quieren que se les pague", dijo un empresario europeo.

Ni el gobierno cubano, ni la oficina comercial de China en La Habana, respondieron a solicitudes de comentarios.

Las fuertes sanciones de Estados Unidos, unidas al efecto de la pandemia que ha reducido el turismo, han reducido los ingresos en divisas a Cuba, provocando escasez, pérdidas de empleo y una contracción económica del 11% en 2020.

El Gobierno informó de que las ganancias en divisas fueron sólo el 55% de las previstas el año pasado, mientras que las importaciones cayeron entre 30% y 40%. No proporcionó más detalles.

Comentarios