¿Qué esperar de la llegada de Shopee a Latinoamérica?

Viernes, 12/11/2021
Gwndolyn Ledger

Lanzada en 2015, hoy se considera a Shopee como la plataforma de e-commerce que lidera en el sudeste asiático y Taiwán.

Es parte del Grupo Sea, una compañía singapurense fundada en 2009 por el empresario local Forrest Li y que cuenta con la poderosa firma china Tencent entre sus inversionistas.

De acuerdo con un comunicado que la firma envió a AméricaEconomía, Shopee es un marketplace que comenzó en muchos países en la modalidad ‘mobile first’, que ofrece a los consumidores una experiencia de compra en línea fácil, segura, rápida y agradable.

En sus propias palabras, “Shopee se compromete a ayudar a las marcas y los vendedores a tener éxito en el comercio electrónico y está altamente adaptado a cada mercado en el que opera”, explican.

 

Lea también: ¿Quien es la singapurense SEA y por qué esta inviertiendo en latinoamérica?

 

La firma Momentum Works hizo en agosto un reporte donde analiza el éxito de Shopee en Asia. En este, detalla que, desde su punto de vista, la fórmula ganadora de la compañía es sorprendentemente simple.

La firma usaría lo que ellos denominan una ‘estrategia de volante’ (flywheel) similar a la de Amazon. “Con el envío gratis, Shopee atrae a los consumidores; los consumidores atraen a los vendedores; más vendedores conducen a una selección más amplia que atrae a más consumidores. Y ese volante o círculo virtuoso impulsa a otros negocios una vez que los clientes ya están enganchados”, dicen en su reporte.

“Una vez que el volante gira, y con una buena base de consumidores, Shopee puede agregar más servicios como entrega de alimentos y servicios financieros digitales, que forman volantes más grandes… Shopee busca replicar ese éxito en América Latina”, afirman. Algo en que los analistas locales concuerdan.

“Shopee no solo viene precedido de un gran éxito en Asia, sino que, siendo un entrante tardío ha tenido muy buenos resultados en desplazar a Lazada, la cara visible de Alibaba en el sudeste asiático”, detalla Marcel Goic, director del Centro de Estudios del Retail (CERET) del departamento de Ingeniería Industrial, de la Universidad de Chile.

“En general, todos los comercios como marketplaces, retailers, y los e-commerces asiáticos están preocupados de localizar sus servicios a los mercados latinos”, aventura Jaqueline Bartzen, head global de Merchant Engagement en la firma brasileña de pagos EBANX.

Eso es lo que ha visto la fintech brasileña que opera desde 2012 posibilitando pagos transfronterizos entre comercios de Asia, especialmente de China, con países latinoamericanos.

Lo hacen mediante la traducción de sus websites, proporcionando información y hasta educación, “porque los latinos desconfían de las compras online, [por eso] las firmas se preocupan de dar calidad: aseguran que el envío llegará, localizan pagos, sin necesidad de tarjetas de crédito internacional y buscan complementar con experiencias locales”, desglosa.

Algunas de las firmas hasta se involucran en la logística, algo que no es su core business, pero que finalmente hace una diferencia, explica la ejecutiva.

“Una de las más recientes tendencias de los marketplaces, que conectan vendedores con clientes finales, es una hibridación, donde proveen productos de vendedores chinos, pero también adicionan locales vendedores para su portafolio. Shopee, en Brasil y México, pero especialmente en Brasil tiene [merchants] tanto chinos como brasileños, así que los usuarios eligen sus productos y a veces compran internacional y local en un solo carrito, con una sola tarjeta”, detalla Bartzen.

Momentum Works también detecta en la estrategia de Shopee que la firma se atreve a entrar al mercado tarde, para así dejar que los pioneros eduquen al mercado... y luego se desangren.

“Cuando Shopee aumentó el comercio electrónico en Indonesia en 2016, los marketplaces Lazada (de propiedad de Alibaba) y Tokopedia (de creación local) habían gastado cientos de millones de dólares en educar al mercado. Shopee pudo montar la ola y crecer rápido. Repitió la misma hazaña con el pago móvil en Indonesia, dejando que los otros actores OVO, Dana y Gopay hicieran una labor educativa al respecto. Del mismo modo, en el comercio electrónico transfronterizo hacia América Latina, [estaría aprovechando] lo que AliExpress ya está educando”, detalla el reporte.

Momentum Works también destaca que la estrategia del costo cero en despacho y los cupones de descuento tienen su impacto económico, creando por ahora un pasivo en Shopee.  

“Sin embargo, el éxito de los juegos, especialmente el de FreeFire [que maneja Garena], le dará al grupo suficiente comprensión y experiencia en América Latina para respaldar una decisión estratégica de expandir Shopee y SeaMoney (el brazo de pagos del grupo) en esta región”, predicen.

 

Lea el texto completo: Shopee: el desafiante e-commerce singapurense que viene a seducir a Latinoamérica

Comentarios