Reducción arancelaria de China beneficia producción forestal argentina

Miércoles, 24/02/2021
Agencia Xinhua

La reducción arancelaria anunciada por China hacia los productos forestales de Argentina alientan y estimulan la producción doméstica, a la vez que abren camino a nuevas propuestas de exportación, según el director argentino de Desarrollo Foresto Industrial, Daniel Maradei.

Maradei celebró la decisión de China de bajar los aranceles en hasta un 4% a los productos madereros de Argentina, medida que, a su juicio, permitirá incrementar los niveles de producción y fortalecer esta actividad en el país sudamericano.

"Ha sido una muy buena noticia para nosotros, fundamentalmente para dos sectores: tal vez lo más importante es el beneficio al sector del carbón (vegetal) que es un producto que se exporta mucho desde Argentina y beneficia a sectores de las provincias de Chaco (noreste) y Santiago del Estero (norte)", expresó el director.

"El otro rubro que también es importante es el de las láminas (...) frente a esta decisión de China; existe la posibilidad de que desarrollemos la exportación de láminas de álamo de la zona sur del país. Son dos rubros interesantes, impactantes y muy beneficiosos para la actividad forestal argentina", agregó.

La decisión del país asiático fue difundida por el gobierno argentino el pasado 19 de enero, destacándose como una medida que abre caminos comerciales en uno de los centros neurálgicos del continente asiático.

Dentro de los productos alcanzados por las nuevas posiciones arancelarias destacan el carbón vegetal, la lana y la harina de madera, las hojas de madera para chapado y contrachapado, entre muchos otros.

En detalle, los aranceles para el ingreso al país asiático del carbón vegetal (incluyendo el derivado del bambú), de las piezas de madera provenientes de árboles de pinos, cedros, abetos, y de la lana y harina de madera, bajaron del 6 al 2%, de acuerdo con la información suministrada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina.

"China tiene una demanda muy importante de productos generados en Argentina. (Actualmente) estamos exportando productos desde rollos en bruto sin ningún tipo de valor agregado hasta la pasta de celulosa, pero tenemos instalada una industria que, además de exportar las tablas en bruto, podría exportar también otros productos de los aserraderos, que tienen mayor valor agregado", explicó Maradei.

"Cualquier derivado de la tabla que sale del aserradero, estamos en condiciones de incrementar su exportación hacia China", acotó.

Para el director, el sector forestal doméstico aspira a que la medida abarque en un futuro a la madera aserrada, un "importante rubro de gran potencial de exportación, del cual se cuenta con la materia prima y la capacidad industrial instalada".

"Con una baja arancelaria a los productos de madera aserrada, sin lugar a dudas se podrían incrementar las exportaciones en un 50%", dijo Maradei, quien además consideró el nuevo logro comercial como el resultado de las "excelentes" relaciones bilaterales entre Argentina y China.

Además, apuntó que la medida permitirá que más consumidores chinos puedan optar por productos argentinos de buena calidad, y que previamente han logrado "buena receptividad" en ese mercado.

"Acá no estamos incursionando en algo nuevo o desconocido, sino que simplemente se beneficiaría a la industria china con la recepción de mayor cantidad de productos, los cuales ellos pueden seguir incorporando, transformando, para hacer los productos finales que necesiten sin mayores problemas", sostuvo.

"Contamos con una buena logística, con suficiente cantidad de contenedores; eso también facilita y reduce los costos de exportación, con lo cual sería muy beneficioso para ambas partes", añadió.

Maradei destacó que un eventual incremento de la producción forestal como consecuencia de las reducciones arancelarias no impactaría negativamente en el medioambiente, al señalar que la totalidad de la actividad se sostiene de bosques cultivados y no de nativos.

"No estamos interviniendo en la utilización de bosques nativos. Tenemos planes de manejo (ambiental) aprobados tanto por las provincias como por los organismos de control. Toda la producción de aserraderos y pasta de celulosa proviene de bosques de cultivo", continuó el director.

"Además, cerca del 80% de lo que se está exportando y que proviene de esos bosques de cultivo está certificado por organismos internacionales de manejo sustentable de estos bosques. Bajo ningún punto de vista, el incremento de la producción puede llegar a afectar la biodiversidad o tener un impacto ambiental negativo", agregó.

Comentarios