Paraguaya explica la App que ayuda a Corea del Sur a frenar COVID-19

Viernes, 20/03/2020
ABC color

Una aplicación para el celular y estrictos controles sanitarios ayudan a Corea del Sur a evitar la propagación masiva del COVID-19.

Una paraguaya residente en dicho país nos cuenta los pasos que sigue cada persona que ingresa luego de un viaje y cómo verifican incluso cada sitio al que va a través del GPS. Ese método ha logrado que el país vaya “aplanando la curva”.

Ruth Celeste Estigarribia es una artista paraguaya que cursa un master en Educación en una universidad en la ciudad de Cheongju, a dos horas de Seúl, la capital coreana.

La joven cuenta que regresó a ese país el fin de semana desde Estados Unidos y tuvo que obedecer un meticuloso control al cual son sometidos todos los pasajeros de cada vuelo que arriba a Corea del Sur, uno de los países a los que mejor le ha ido en la titánica tarea de frenar la expansión del coronavirus, sin recurrir al bloqueo, como hacen otros países.

Contó que durante el vuelo ya se toman muchas precauciones, como la utilización de tapabocas por todos los pasajeros y la ubicación de una persona por hilera de asientos, para evitar el hacinamiento.

Al bajar del avión, lo primero que hizo Ruth -al igual que los demás- fue completar un formulario con muchos datos que van desde su dirección y contacto hasta los detalles de su viaje y el número de asiento que ocupó.

Ruth aseguró que todos los datos fueron corroborados al menos cuatro veces por distintos funcionarios, quienes también hicieron que cada persona descargue en su celular una aplicación para teléfonos creada por el Ministerio de Salud y el Departamento de Control de Enfermedades. Allí mismo, los funcionarios llaman al número de teléfono celular declarado por cada viajero, para corroborar que haya colocado el correcto y así poder contactarlo en caso de que sea necesario.

Luego, pasaron a otra mesa donde enfermeros revisaban nuevamente los documentos y datos relacionados incluso al número de asiento. “Es para que puedan contactar contigo en caso de que alguna persona que haya estado en el mismo vuelo se le detecte coronavirus”, agregó.

Control de síntomas y de ubicación. En la aplicación también se menciona el estado de salud en ese momento y se resalta el fundamento legal que indica que la
persona puede ser procesadas penalmente si brindan datos falsos.

Durante 15 días, la persona debe controlar su estado de salud y reportar a diario si tiene o no fiebre, dolor de garganta o le falta aire.

Además, la joven destaca que lo que hace tan eficaz la aplicación es que incluso cuenta con un localizador que ayuda a que el Ministerio de Salud sepa qué lugares visitó una persona que da positivo al COVID-19. Entonces, las autoridades sanitarias pueden identificar a todos los que tuvieron contacto con cada infectado para indicarles que deben aislarse durante 15 días y así evitar la circulación comunitaria del virus.

Contó también que las autoridades controlan la venta de las mascarillas, pues cada persona puede comprar hasta dos tapabocaspor semana y solo puede hacer la compra el día asignado por el Gobierno teniendo en cuenta su fecha de nacimiento.

Tranquilidad en la población. La joven aseguró que la situación en la ciudad donde vive ya es bastante tranquila gracias al control, sobre todo comparándola con lo que se vive en Estados Unidos. “No hay el pánico que pude ver en EE.UU., donde la gente compraba desesperada todo lo que podía y no había insumos ni nada. Se sentía el pánico generalizado, como si fuera que iba a haber una guerra. Esa es la gran diferencia que pude sentir”, relató.

Ruth reiteró que las autoridades ejercen tanto control que eso ocasiona que ya muchas personas vayan animándose a salir sin mascarillas, pero siguen respetando la distancia prudencial para evitar el contagio. “Hay tanto orden, tienen una estructura cultural y comunitaria. Están preparados para hacer esto porque el poder seguir instrucciones es el fuerte de este país”, evaluó.

Aplanar la curva. Hace 15 días, el país surcoreano registraba 7.755 casos de coronavirus y hoy tiene 8.413, es decir que han confirmado 658 más en ese tiempo, y 84 muertes.

Pese a ser números altos, la curva de crecimiento ha bajado paulatinamente y el nivel de mortalidad es muy bajo comparado con otros países de la zona en los cuales la situación aún no ha sido controlada.

Según datos publicados por y recabados por la Universidad John Hopkins, la curva se ha ido aplanando paulatinamente. De tener alrededor de 500 casos por día, hoy se registran aproximadamente 84.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, el país tomó al menos 220.000 pruebas para confirmar o descartar la enfermedad, gracias a que cuentan con 500 clínicas habilitadas para realizarlas, entre ellas unas cuarenta ambulantes. El objetivo de estas es reducir los contactos entre potenciales enfermos y trabajadores de la salud.

Comentarios