Sonda Tianwen-1 de China entra en órbita alrededor de Marte

Jueves, 11/02/2021
Agencia Xinhua foto Reuters

La sonda Tianwen-1 de China entró exitosamente el miércoles en la órbita alrededor de Marte después de un viaje de casi siete meses desde la Tierra.

La "Tianwen-1 entró en la órbita de Marte exactamente como fue diseñado", dijo Zhang Rongqiao, diseñador jefe de la primera misión china de exploración de Marte. "Estamos deseosos de un aterrizaje exitoso en Marte".

Es la primera vez que una nave espacial china orbita un planeta extraterrestre, señaló.

Un motor 3000N se encendió a las 19:52 hora de Beijing para desacelerar a la Tianwen-1, dijo la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, por sus siglas en inglés).

Después de unos 15 minutos, la nave espacial, que incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un explorador, se había ralentizado lo suficiente como para ser capturada por la gravedad de Marte y entró en una órbita elíptica alrededor del planeta rojo. La distancia más cercana de la sonda respecto a la superficie marciana es de unos 400 kilómetros. La Tianwen-1 tardará unos 10 días terrestres en completar un círculo.

El acontecimiento representa la finalización de China de un paso clave en su actual programa de exploración de Marte, que está diseñado para completar en una misma misión la entrada en órbita, el descenso en la superficie marciana y la exploración, dijo la CNSA.

Después de ingresar a la órbita de Marte, las cargas útiles a bordo del orbitador, incluidas las cámaras y varios analizadores de partículas, comenzarán a funcionar y a realizar estudios del planeta.

La Tianwen-1 fue lanzada con un cohete Gran Marcha-5, el vehículo de lanzamiento más grande de China, desde el sitio de lanzamiento de naves espaciales Wenchang en la costa de la provincia insular de Hainan, en el sur de China, el 23 de julio de 2020.

La sonda ha estado viajando en el espacio durante 202 días. Ha realizado cuatro correcciones orbitales y una maniobra en el espacio profundo. Ha volado 475 millones de kilómetros y estaba a 192 millones de kilómetros de la Tierra cuando alcanzó la órbita de Marte.

Un radiotelescopio orientable con una antena de 70 metros de diámetro en el distrito de Wuqing de la ciudad de Tianjin, en el norte de China, es una instalación clave que recibe datos científicos mandados por la sonda enviada a Marte. El retraso de la comunicación unidireccional es de aproximadamente 10,7 minutos.

La Tianwen-1 ahora realizará múltiples correcciones orbitales para ingresar a una órbita de estacionamiento temporal de Marte, inspeccionando los posibles sitios de aterrizaje en preparación para descender en la superficie marciana en mayo o junio.

La parte más desafiante de la misión será el aterrizaje suave, un proceso autónomo de la sonda que durará entre siete y ocho minutos. La sonda utilizará su forma aerodinámica, el paracaídas y el retrocohete para desacelerar y amortiguar las patas para tocar la superficie.

Los ingenieros y científicos espaciales chinos han elegido una región relativamente plana en la parte sur de la Utopia Planitia, una gran llanura, como posible zona de descenso.

El lugar fue seleccionado por sus condiciones para un aterrizaje seguro y su valor para la investigación científica. El lugar no ha sido investigado por otros países, por lo que los datos científicos pueden compartirse con otros países para enriquecer el conocimiento mundial de Marte.

Investigaciones previas mostraron que el posible lugar de aterrizaje podría ser el borde de un antiguo océano o lago en la historia temprana de Marte. Los científicos chinos esperan encontrar más pruebas de la existencia de agua-hielo.

El explorador será liberado después del aterrizaje para realizar exploraciones científicas con una vida útil prevista de al menos 90 días marcianos (unos tres meses en la Tierra), y el orbitador, con una vida útil prevista de un año marciano (unos 687 días en la Tierra), retransmitirá las comunicaciones para el explorador mientras realiza su propia detección científica.

Los objetivos científicos incluyen el trazado de la morfología y la estructura geológica, la investigación de las características del suelo de la superficie y la distribución del agua-hielo, el análisis de la composición del material de la superficie, la medición de la ionosfera y las características del clima y del entorno marcianos en la superficie, y la percepción de los campos físicos y de la estructura interna de Marte.

La misión a Marte ha atraído la participación activa de agencias de investigación no gubernamentales, y más de 600 organizaciones nacionales se han sumado solamente al desarrollo del sistema de la sonda.

También se ha llevado a cabo una amplia cooperación internacional. China colabora con la Agencia Espacial Europea y Argentina en la medición y el control de la misión, y con Francia y Austria en la calibración de las múltiples cargas útiles y el análisis de datos.

Si China tiene éxito en orbitar, aterrizar y explorar con la Tianwen-1, asumirá el desafío de recoger y traer muestras en la próxima misión a Marte, así como de explorar asteroides y el sistema joviano, dijo Geng Yan, funcionario del Centro de Exploración Lunar y del Programa Espacial de la CNSA.

Tianwen-1 significa Preguntas al Cielo y el término proviene de un poema escrito por Qu Yuan (alrededor de 340-278 a.C.), uno de los grandes poetas de la antigua China. El nombre significa la perseverancia de la nación china en la búsqueda de la verdad y la ciencia y en la exploración de la naturaleza y del universo, según la CNSA.

Comentarios