Surcorea: recaídas por COVID-19 son poco contagiosas

Miércoles, 22/04/2020
Reuters

Los pacientes que dieron positivo para el nuevo coronavirus después de recuperarse de su primer ataque de la enfermedad parecían ser mucho menos infecciosos la segunda vez, dijeron el miércoles las autoridades de salud de Corea del Sur.

Si bien la tendencia en los nuevos casos en el país se mantuvo a la baja, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC) comenzaron a investigar a un número creciente de personas que dieron positivo después de recuperarse.

Hasta ahora se han reportado más de 180 casos de este tipo en Corea del Sur, pero ninguno ha infectado a nadie más con el virus.

Las autoridades médicas en Corea del Sur inicialmente realizan pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en casos sospechosos.

Pero al investigar a las personas que parecen sufrir una recaída después de recuperarse de COVID-19, el KCDC toma cultivos del virus, un proceso que lleva más de dos semanas antes de que se hagan evidentes resultados confiables.

Hasta ahora, las pruebas de cultivo están en marcha para 39 casos, pero los seis completados hasta ahora han sido negativos.

"Eso significa que el virus en los casos de recaída tiene poca o ninguna infecciosidad", dijo el director de KCDC, Jeong Eun-kyeong, en una sesión informativa.

Jeong descartó la idea de reemplazar las pruebas de PCR con pruebas de cultivo para determinar si un paciente se ha recuperado completamente, debido a la cantidad de tiempo y recursos que requieren.

El KCDC dijo que aún está examinando por qué algunos pacientes dan positivo nuevamente después de recuperarse.

Entre las principales posibilidades se encuentran la reinfección, una recaída o pruebas inconsistentes, dicen los expertos, y Jeong ha dicho que el virus puede haber sido "reactivado" en lugar de que los pacientes se vuelvan a infectar.

El KCDC informó el miércoles 11 nuevos casos de coronavirus, llevando el total de infecciones a 10,694. La cuenta diaria de nuevos casos ha estado rondando los 10 durante los últimos cinco días.

El número de muertos es de 238.

Después de lidiar con el primer brote importante fuera de China, Corea del Sur ha logrado controlar el brote sin grandes interrupciones gracias a una campaña de pruebas masivas y un intenso seguimiento de contactos.

Comentarios