¿Por qué los rusos quieren a América Latina?

Jueves, 11/05/2017
Russia Behind the Headlines

Rusia Behind the Headlines. Fueron elegidos para dar una visión desinteresada de una antigua pregunta. ¿por qué a los rusos les gusta tanto Amperica latina? ¿Es su gente? ¿su clima? ¿su exotismo? Las respuestas son clarificadoras.

1. “En América Latina nos comprenden”. Para un ruso es muy importante sentirse comprendido y respetado, y los latinoamericanos les transmiten estos sentimientos. En caso de los estadounidenses o europeos el trato es diferente. Hay cierta tensión. Muchos rusos creen que se les mira por encima del hombro o incluso se les menosprecia. Pero cuando se trata de Latinoamérica la cosa cambia radicalmente: los rusos creen que al otro lado del océano, en el hemisferio sur, se les ve con buenos ojos y se les recibe con simpatía y cariño.

“Me resulta difícil explicar el porqué, pero sé que nos tienen cariño y respeto. Tal vez nos une una relación difícil con EE UU o nuestra propia historia llena de altibajos, pero me siento a gusto allí, no tengo que justificar que ser ruso no es sinónimo de ser malo”, cuenta a RBTH Vitali, de 32 años, que tiene negocios en varios países de Latinoamérica.

2. Fidel Castro y la URSS. A muchos países de Latinoamérica les unen fuertes vínculos históricos con Rusia, la emigración “blanca” a principios del siglo XX, la emigración religiosa (los viejos creyentes), la figura de Fidel Castro y Che Guevara, intercambio estudiantil y la colaboración científica que empezó en la época soviética. “Creo que Rusia y Latinoamérica siempre se apoyaron en momentos difíciles de la historia, ojalá que esto no cambie”, dice a RBTH Yulia, una moscovita de 29 años.

3. “América Latina es un paraíso”. Desde el punto de vista geográfico y climático, Latinoamérica es un lugar paradisíaco en los ojos de muchos rusos que tienen una carencia crónica de sol, playa y verano. El único defecto de Latinoamérica, según nuestros encuestados, es que está “un poco lejos” para viajar allí con frecuencia, pero aun así es uno de los destinos más soñados por los eslavos.

4. Llorar con Verónica Castro. Todos los encuestados destacaron que en algún momento seguían las telenovelas mexicanas y brasileñas o que sus parientes y amigos son adictos a las historias de amor provenientes de Latinoamérica. En la década de los 90 millones de los soviéticos quedaron hipnotizados por Verónica Castro (Los ricos también lloran), Victoria Ruffo (Simplemente María) y más tarde por Natalia Oreiro (Muñeca brava), una de las actrices extranjeras más queridas en Rusia.

5. ¿Tequila o vodka? Para un ruso la alimentación es fundamental. A pesar de que casi la mitad de nuestros encuestados no estuvieron en Latinoamérica, creen que allí se come y se bebe bien. De los productos latinoamericanos nuestros encuestados aprecian, sobre todo, fruta exótica, buena carne, platos picantes y bebidas fuertes.

6. Grandes fiestas. El carácter alegre y desmesurado de los latinoamericanos resulta cercano a los rusos, igual que su hospitalidad, cordialidad y generosidad. “Los latinos saben festejar y celebrar y no escatiman en los gastos. Sus bodas duran varios días. Creo que los rusos somos iguales en eso. Nos gusta derrochar”, confiesa Ígor, de 40 años.

Russia Beyond the Headlines es un recurso informativo multilingüe, una fuente de noticias, opiniones y análisis sobre las cuestiones culturales, políticas, empresariales, científicas y sociales que afectan a Rusia. Cuenta con un boletín de noticias semanal. Más información aquí.

Comentarios