Singapur en picada contra Sinovac

Jueves, 08/07/2021
Reuters

Las personas que recibieron inyecciones de Sinovac Biotech estarán excluidas del recuento total de vacunados contra el COVID-19 en Singapur, dijeron funcionarios de la ciudad-estado, citando datos de eficacia inadecuados para la vacuna fabricada en China, especialmente contra la variante contagiosa Delta.

"Realmente no tenemos una base médica o científica ni tenemos los datos ahora para establecer qué tan efectivo es Sinovac en términos de infección y enfermedades graves en (la variante) Delta", dijo el ministro de salud Ong Ye Kung durante una conferencia de prensa el miércoles.

La variante Delta se ha convertido en la cepa más prevalente de COVID-19 en Singapur desde que se identificó un grupo de contagios en el aeropuerto en mayo. Posteriormente, el gobierno volvió a restringir más las reuniones sociales y las actividades públicas, aunque ha comenzado a relajar algunas de esas restricciones.

Solo las personas que participaron en el programa nacional de inmunización, que actualmente usa las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech / Cominarty, se cuentan en el recuento de vacunas.

Más de 3,7 millones de personas han recibido al menos una dosis de las vacunas Pfizer o Moderna, que cubren aproximadamente el 65% de la población, y casi 2,2 millones han completado el régimen de dos dosis.

Singapur se ha fijado el objetivo de que dos tercios de su población estén completamente vacunados alrededor del 9 de agosto.

Tras una aprobación de uso de emergencia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Singapur comenzó a permitir que las clínicas privadas designadas ofrecieran la inyección de Sinovac, CoronaVac, a partir de mediados de junio. Singapur tenía un stock de 200.000 dosis de CoronaVac a las que podían recurrir las clínicas.

Hasta el 3 de julio, poco más de 17,000 personas habían recibido una dosis de CoronaVac, y las autoridades dicen que la demanda de la vacuna pareció disminuir después de una fiebre inicial.

El mes pasado, Kenneth Mak, director de servicios médicos de Singapur, dijo que la evidencia de otros países mostraba que las personas que habían tomado CoronaVac todavía estaban infectadas, lo que representaba un riesgo significativo.

Y Singapur ha dicho que las personas vacunadas con CoronaVac aún necesitarían hacerse la prueba de COVID-19 antes de asistir a ciertos eventos o ingresar a algunos lugares, a diferencia de las personas vacunadas bajo el programa nacional.

Singapur ha informado de 62.652 infecciones desde que estalló la pandemia por primera vez el año pasado, y la mayoría se encuentra en dominios de trabajadores extranjeros. Pero solo se informaron cinco nuevos casos adquiridos localmente el miércoles.

Las muertes relacionadas con COVID-19 en Singapur son 36, una de las tasas más bajas del mundo.

Comentarios