China: bajan casos importados y suben infectados locales de COVID-19

Jueves, 16/04/2020
Reuters

El gobierno chino dio a conocer jueves que hubo menos casos nuevos de coronavirus que involucraron a viajeros que llegaron desde el extranjero, pero dijo que las infecciones de transmisión local aumentaron, y la capital, Beijing, vio nuevos casos locales por primera vez en más de tres semanas.

Para evitar un repunte de la epidemia a medida que se reanuda la actividad comercial, un número creciente de provincias chinas han comenzado a ofrecer pruebas de coronavirus al público. Al mismo tiempo, las autoridades locales están ofreciendo cupones a los residentes con la esperanza de que gasten dinero para revivir una economía devastada por el brote.

Se espera que China informe el viernes que su economía se contrajo un 6,5% en el primer trimestre, en lo que sería la primera contracción desde al menos 1992, cuando comenzó a emitir datos trimestrales del producto interno bruto (PIB).

Los nuevos casos importados cayeron a 34 el miércoles desde 36 un día antes, dijo la Comisión Nacional de Salud, por tercer día consecutivo, en medio de estrictos controles fronterizos, vuelos internacionales reducidos y una prohibición de entrada de extranjeros.

Pero el número de casos transmitidos localmente aumentó a 12 desde 10 el día anterior, y Beijing vio tres nuevos casos locales, el primero desde el 23 de marzo.

Los otros nuevos casos locales ocurrieron el miércoles en las provincias de Heilongjiang y Guangdong, los cuales han estado luchando contra la afluencia de viajeros infectados, en su mayoría ciudadanos chinos que regresan del extranjero.

En general, China continental reportó 46 nuevos casos confirmados el miércoles, lo mismo que un día antes, lo que eleva el número total de casos confirmados a 82,341.

Este jueves, la televisión estatal informó que el presidente Xi Jinping había aprobado la retirada de 4.000 miembros del personal médico del ejército que habían sido enviados a la provincia central de Hubei, donde se originó el brote, en otro hito a medida que la provincia y su capital, Wuhan, volvieron a la normalidad.

A principios de este mes, Wuhan levantó un bloqueo que había paralizado la ciudad de 11 millones de habitantes durante más de dos meses, en un esfuerzo drástico por contener el virus.

La provincia noroccidental de Shanxi dijo el jueves que proporcionaría pruebas de ácido nucleico al público "en un intento por detectar, poner en cuarentena y tratar a los pacientes con coronavirus lo antes posible".

Las pruebas serán subsidiadas en parte y se proporcionarán a aquellos que deben someterse a una prueba, así como a los residentes que quieran una, dijeron las autoridades provinciales.

En la provincia nororiental de Heilongjiang, que está luchando contra una afluencia de casos de chinos que cruzan la frontera desde Rusia, la ciudad de Harbin también comenzó a ofrecer pruebas de virus esta semana a los residentes que los desean, dijeron medios locales.

Mientras tanto, más ciudades están implementando medidas para estimular el consumo. La ciudad oriental de Wenzhou dijo que distribuiría 1.800 millones de yuanes en cupones de compras. Wuhan hará movimientos similares pronto, dijo su oficina de comercio en su sitio web el jueves.

Heilongjiang vio 16 nuevos casos importados, todos entre ciudadanos chinos que vinieron de Rusia. La vecina región china de Mongolia Interior también vio casos importados de Rusia.

Guangdong vio cinco nuevos casos relacionados con viajeros extranjeros.

El número de nuevos casos asintomáticos aumentó a 64 de 57 un día antes.

China no incluye pacientes sin síntomas clínicos, como tos o fiebre, en su conteo de casos confirmados. Algunos de los nuevos casos confirmados habían sido contados como asintomáticos previamente.

Comentarios