Colegios de Corea del Sur se preparan para la nueva normalidad del COVID-19

Lunes, 04/05/2020
Reuters

Corea del Sur dijo este lunes que reabrirá sus escuelas en etapas, a partir del 13 de mayo, ya que el número diario de casos domésticos del nuevo coronavirus ha caído cerca de cero en los últimos días.

Pero las autoridades sanitarias instaron a la vigilancia una vez que unos 5,5 millones de estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria se reúnan en las aulas y realicen simulacros y preparen pautas en caso de un aumento de la infección.

Las pruebas generalizadas, el seguimiento intensivo de contactos y las aplicaciones de seguimiento han permitido a Corea del Sur limitar la propagación del virus sin los bloqueos extensivos observados en otros países.

Pero el comienzo del semestre de primavera se ha pospuesto cuatro veces desde marzo durante una intensa campaña de distanciamiento social, que ha obligado a las escuelas a impartir clases en línea.

"Ahora nos estamos preparando para la apertura de escuelas mientras manejamos los riesgos diarios de la enfermedad", dijo el ministro de Educación, Yoo Eun-hae, en una conferencia televisada.

"Si un estudiante resulta infectado con el virus, las autoridades de salud tomarán las medidas necesarias y la escuela cambiará a clases en línea".

Los estudiantes de último año de preparatoria que se preparan para un examen anual de ingreso a la universidad altamente competitivo, que ha sido pospuesto por dos semanas al 3 de diciembre, pueden asistir a clases a partir del 13 de mayo.

Los estudiantes más jóvenes reanudarán la escuela en etapas entre el 20 de mayo y el 1 de junio, dijo Yoo.

Los estudiantes y los maestros tendrán que usar una máscara, excepto durante las comidas, limpiar sus escritorios y mantener la distancia mientras se mueven.

Las escuelas también deberán llevar a cabo controles regulares de desinfección y temperatura y reorganizar los asientos.

El anuncio se produjo un día después de que el gobierno relajó las reglas de distanciamiento del 6 de mayo, permitiendo que algunas instalaciones públicas, como museos y bibliotecas, se vuelvan a abrir por etapas.

Las encuestas encargadas por el ministerio de educación mostraron que la mayoría de los padres y maestros apoyaban la idea de una reapertura gradual de las escuelas dentro de las dos semanas posteriores al final del distanciamiento social intensivo.

Después de sufrir el primer brote importante de coronavirus fuera de China, Corea del Sur ha logrado reducir la tasa diaria de infecciones a alrededor de 10 o menos, principalmente importadas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC, por sus siglas en inglés) informaron el lunes de ocho casos nuevos, todos en el extranjero, llevando el recuento nacional a 10.801, con 252 muertes.

"No creemos que haya una alta posibilidad de brotes masivos en las escuelas después de la reapertura de la escuela, pero no podemos descartarlo", dijo el director de KCDC, Jeong Eun-kyeong, en una sesión informativa por separado.

Comentarios