Médicos de Corea del Sur en huelga por COVID-19

Viernes, 14/08/2020
Reuters

Más de una cuarta parte de las clínicas médicas de Corea del Sur cerraron el viernes por una huelga de un día en protesta por los planes del gobierno para capacitar a nuevos médicos, ya que el país reportó el mayor número de casos de coronavirus domésticos desde fines de marzo.

El gobierno planea aumentar el número de estudiantes de medicina en 4.000 durante los próximos 10 años, algo que califica como es necesario para estar mejor preparados para futuras crisis de salud pública, como la pandemia de coronavirus.

Pero la Asociación Médica de Corea (KMA), que ayudó a organizar la protesta, dice que el país ya tiene médicos más que suficientes.

Unos 28.000 médicos y aprendices protestaron en todo el país el viernes, 20.000 de ellos en la capital, Seúl, dijo la KMA.

Al menos 10.584 de las 33.836 instalaciones médicas del país, incluidas clínicas privadas, realizaron una huelga el viernes, dijo un funcionario del Ministerio de Salud.

La KMA consideró que la decisión unilateral del gobierno "apuñala por la espalda" a los médicos que tratan con COVID-19.

“Frente al COVID-19 en febrero, nosotros, los médicos, nos hemos dedicado con el único sentido del deber de proteger las vidas y la seguridad de los ciudadanos”, dijo el presidente de la KMA, Choi Dae-zip, en un mitin frente al parlamento.

"El número de médicos por cada 1.000 personas ha aumentado en un 3,1% anual durante los últimos 10 años, lo que es 6 veces mayor que el promedio de la OCDE", dijo KMA en un comunicado.

La huelga se produce cuando Corea del Sur informó el viernes 103 nuevos casos de coronavirus, de los cuales 85 fueron domésticos, los casos más transmitidos localmente desde el 31 de marzo, dijeron los Centros de Corea para el Control y la Prevención de Enfermedades (KCDC).

Los nuevos casos elevan la cuenta del país a 14.873 infecciones, con 305 muertes, hasta la medianoche del jueves.

Las últimas infecciones se agruparon alrededor de las iglesias, donde muchos participaron en actividades de alto riesgo como cantar en un coro, compartir comidas y no usar las máscaras de manera adecuada, dijo el jefe de KCDC, Jeong Eun-kyeong, en una sesión informativa.

Las autoridades dijeron que estaban revisando si reanudar las medidas de distanciamiento social más estrictas, que podrían incluir restringir las reuniones a 50 personas en el interior y 100 al aire libre.

Corea del Sur usó rastreo invasivo y pruebas generalizadas para contener su primer brote del nuevo coronavirus, pero la cuarta economía más grande de Asia ha experimentado brotes persistentes en las últimas semanas, principalmente en el área de la capital densamente poblada.

Comentarios