aranceles

aranceles

La medida marca otra escalada del conflicto comercial de Trump con China, que amenaza con agitar a los mercados financieros y afectar el crecimiento mundial.
Medios critican que inversión china en Estados Unidos disminuyó en un 92% a US$1.800 millones en los primeros cinco meses del año, su nivel más bajo en siete años.
Mandataria desea anticipar las posibles consecuencias para Taiwan de tal situación, por lo que instó a asesores a plantear medidas de respuesta.
La más reciente medida de Trump, mientras Washington libra batallas comerciales en varios frentes, fue inesperadamente rápida y aguda.
Trump anunció que implementará aranceles de 25% a importaciones chinas valoradas en US$50.000 millones en productos relacionados a tecnología y propiedad intelectual.
Las importaciones también se fortalecieron más que lo previsto en mayo y a su ritmo más rápido desde enero.
China, el mayor comprador mundial de soja, importó 9,69 millones de toneladas de la oleaginosa en mayo, por encima de las 6,9 millones de toneladas de abril.
"Todos los países deberían oponerse con determinación a todas las formas proteccionismo al comercio y la inversión", dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino.
Hace dos semanas, las dos partes presentaron largas listas de exigencias a su contraparte y solo acordaron seguir hablando.
Embajador Branstad dijo que la nación asiática no ha cumplido promesa de abrir sus áreas de servicios financieros y de seguros, ni redujo aranceles automotrices.
Director del BPC pidió esfuerzos concertados de Washington y Pekín para resolver su disputa comercial en curso.
La administración Trump ha causado una gran tensión en el comercio mundial, afirmó primer ministro.
Washington abordará con Pekín temas ligados a desequilibrios comerciales, derechos de propiedad intelectual, tecnología y emprendimientos conjuntos.
El grano usado para forraje es el nuevo protagonista en la lucha comercial de ambas naciones. Flota estadounidense con cargamento hacia Asia se devolvió en medio del océano.
Se venderían menos de 4 millones de unidades por primera vez desde 2009, según datos dados a conocer el domingo por la Asociación de Fabricantes Surcoreanos de Automóviles