Banco Popular de China

Banco Popular de China

El LPR, introducido originalmente por el PBOC en octubre de 2013, es una tasa de interés que los bancos comerciales cobran a sus mejores clientes
La medida tiene como fin facilitar el comercio y la inversión bilateral, y mantener la estabilidad del mercado financiero, de acuerdo con el Baco Central Chino.
El gobierno intenta lanzar un salvavidas de financiamiento al sector privado en medio de la ralentización de la economía. Hasta ahora parece ser infructuoso.
Todo indica que China será más cauta sobre el gasto este año mientras trabaja para reducir los riesgos derivados de una rápida acumulación de deuda.
Los tipos de interés de los repos a siete, 28 y 63 días no variaron, quedando de nuevo en el 2,5, 2,8 y 2,95%, respectivamente.
Las revisiones responden a la exigencia del gobierno de reformar los permisos administrativos y delegar poderes en los niveles inferiores.
Liu reemplazará al actual presidente del BPC, Zhou Xiaochuan, de 70 años, quien asumió el cargo en 2002 y es el presidente del banco central con más años como tal.
China seguirá aplicando una política monetaria prudente y neutral, mantendrá una liquidez razonable y estable y controlará las compuertas de la oferta monetaria para facilitar la reforma estructural por el lado de la oferta, dijo el Banco Popular de China.
Las agencias de calificación estiman que la carga total de deuda de China supera en casi tres veces a su producción económica.
La fuerza impulsora del crecimiento ha sido principalmente el aumento del consumo de los hogares, dijo el gobernador del Banco Popular de China.
Es la primera vez que las reservas chinas han subido por siete meses consecutivos desde junio de 2014.
El sector inmobiliario tendría serios problemas como el acaparamiento de la inversión, que impide la transformación y el desarrollo saludable de la economía.
"Nuestros esfuerzos en conservación de energía y control de emisiones solo van a ser cada vez más fuertes, nunca se debilitarán", afirmó ministro.
El LPR, introducido originalmente por el PBOC en octubre de 2013, es una tasa de interés que los bancos comerciales cobran a sus mejores clientes