BoJ

BoJ

Haruhiko Kuroda, dijo que el banco central estaba listo para actuar más para combatir el impacto del nuevo coronavirus, que podría causar más daño a la economía global que el colapso de Lehman Brothers en 2008.
"La propagación del coronavirus está teniendo un grave impacto en la economía de Japón a través de la disminución de las exportaciones, la producción, la demanda de los turistas extranjeros y el consumo privado", segun el BOJ.
"No es exagerado decir que la economía de Japón y la economía mundial se enfrentan a la mayor crisis desde la posguerra en este momento. Protegeremos el empleo y la vida a toda costa ”, dijo el primer ministro Shinzo Abe.
El tamaño del paquete, que se lanzaría en abril, puede variar de US$ 96 mil millones a US$ 193 mil millones, financiados por bonos del gobierno
Gobierno aseveró que aún no había necesidad de un presupuesto extra mayor, pues las consecuencias del brote hasta el momento no habían alcanzado la escala de la crisis financiera de 2009.
El gobierno utilizará las instituciones financieras públicas, incluida la Corporación Financiera de Japón y el Banco de Desarrollo de Japón para proporcionar dicho financiamiento.
El Banco de Japón haría un uso completo de sus herramientas existentes para inundar los mercados con fondos, antes de considerar medidas adicionales de alivio monetario.
El PBOC dijo que ayudaría a los esfuerzos extendiendo el crédito, proporcionando préstamos o tasas de interés favorables a las empresas involucradas en el control de la epidemia.
Actores del mercado esperan que el BoJ se mantenga firme en la política monetaria en el futuro previsible, salvo grandes perturbaciones económicas y un aumento en el yen lo suficientemente fuerte como para descarrilar una economía frágil.
El aumento de las consecuencias de la epidemia de coronavirus, que está dañando la producción y el turismo, podría tener un impacto significativo si no se contiene en los próximos meses.
El Banco de Japón mantuvo su objetivo de tasa de interés a corto plazo en -0.1% y una promesa de guiar los rendimientos de los bonos del gobierno a 10 años en torno al 0%.
El banco central japonés mantuvo su objetivo para las tasas a corto plazo en -0.1% y para los rendimientos de los bonos a 10 años alrededor del 0%, y se apegó a su evaluación del crecimiento nipón.
El consumo privado también se enfrió con respecto al trimestre anterior, lo que arroja dudas sobre la opinión del Banco de Japón de que una demanda interna sólida compensará el impacto de la intensificación de los riesgos globales.
"La posibilidad de que la economía pierda impulso para alcanzar nuestro objetivo de precios (inflación) no ha aumentado. Pero tenemos que analizar los acontecimientos a medida que aumentan las incertidumbres en el extranjero ”, dijo el gobernador Kuroda.
La caída fue mayor que el 4,0% esperado por los economistas y marcó la mayor racha de caídas en las exportaciones desde un período de 14 meses desde octubre de 2015 hasta noviembre de 2016.
La economía creció un 1.3% anualizado en abril-junio, cifra más débil que la lectura preliminar del crecimiento anualizado del 1.8% y en línea con el pronóstico medio de los economistas.
Llamados a la acción preventiva subrayan una creciente sensación de alarma sobre el daño que la guerra comercial y la desaceleración de la demanda global están infligiendo.
El Banco de Japón mantuvo su objetivo de tipos de interés a corto plazo en el -0,1% y se comprometió a orientar el rendimiento de la deuda pública a 10 años en torno al 0%.
Kuroda dijo que el banco central podría combinar los recortes de tasas de interés con una mayor compra de activos, si fuera necesario, para alcanzar su meta de inflación del 2%.
El Banco de Japón ha retrasado seis veces la decisión de alcanzar su objetivo de inflación. No pcos culpan las decisiones del gobernador Kuroda de esta erradas y poner en jaque al país.
Haruhiko Kuroda, dijo que el banco central estaba listo para actuar más para combatir el impacto del nuevo coronavirus, que podría causar más daño a la economía global que el colapso de Lehman Brothers en 2008.