bomba atómica

bomba atómica

El 26 de septiembre de 1983 el destino del mundo estuvo en sus manos. Era el oficial a cargo de tomar una decisión tremenda: comenzar o no una guerra nuclear.
El 26 de septiembre de 1983 el destino del mundo estuvo en sus manos. Era el oficial a cargo de tomar una decisión tremenda: comenzar o no una guerra nuclear.