carbón

carbón

Las emisiones de CO2 de la industria de las centrales eléctricas de carbón probablemente superarían el objetivo de emisiones de 2030 en 50 millones de toneladas, lo que equivale al 5% de la meta de emisiones del país en 2030
Trascendió que el ministro de industria anunciará que cerca del 90% de las 114 plantas de energía construidas antes de mediados de la década de 1990 y consideradas ineficientes por el gobierno serán cerradas o desmanteladas.
China se comprometió a reducir la cantidad de emisiones de CO2 que produce por unidad de PIB, en un 40% -45% entre 2005 y 2020 como parte de los acuerdos de París de 2015.
El país está reabriendo su economía a medida que el brote de coronavirus en el continente parece bajo control. La producción de petróleo, carbón, metales y electricidad aumentó desde abril.
El mineral es uno de los cinco principales productos importados por India, el mayor consumidor, importador y productor mundial de combustible. Una mala noticia para el gobierno y la calidad del aire.
Según el informe 'Carbón 2019', presentado esta semana, el consumo en esta región se estabilizará a partir de 2022 y, posteriormente, comenzará a disminuir ligeramente.
Beijing ha continuado aprobando nuevas plantas a carbón, lo que genera temores de que el mayor productor mundial de gases de efecto invernadero esté retrocediendo en sus compromisos.
Indian Oil Corp Ltd, respaldada por el gobierno, invitará a las empresas privadas a solicitar la instalación de 140 plantas de biogás que utilizarán rastrojos de arroz como alimento.
"No podemos hacer un anuncio de eliminación gradual de carbón o combustibles fósiles de inmediato, pero seguiremos considerando las opciones en el futuro", dijo Koizumi en conferencia de prensa.
La cuarta economía más grande de Asia, opera alrededor de 60 centrales eléctricas de carbón, generando alrededor del 40% de su electricidad.
Con el crecimiento económico más lento del país en casi 30 años, surge la disposición a apoyarse en el carbón para obtener energía, especialmente en las regiones mineras.
El país planea aumentar la producción anual de acero crudo a 300 millones de toneladas para 2030 de 132 millones de toneladas en la actualidad.
Las subastas, destinadas a reducir las importaciones de carbón de la nación, están destinadas a atraer a mineros globales como Glencore PLC, BHP Group, Anglo American PLC y Peabody Energy Corp.
La firma ocupó el puesto 18 en la lista de las 100 principales compañías de maquinaria de China del año pasado, con una ganancia neta de US$103 millones en el primer semestre de 2019.
El gobierno de Modi tiene un plan para liberalizar el sector del carbón, y su gabinete aprobó recientemente una propuesta que permite una inversión extranjera del 100%.
El país comenzó su transición hacia una energía más limpia en 2017, con el objetivo de aumentar la participación de las energías renovables de aproximadamente un 6% a un 20% para 2030.
El país “reanudó silenciosamente” la construcción en 2018 de docenas de este tipo de plantas, según un informe de Global Energy Monitor, Greenpeace y el Sierra Club.
Los objetivos de energía renovable del país requerirían inversiones en líneas de alimentación y actualizaciones de infraestructura.
La empresa estatal busca asegurar el suministro energético para el año que se inicia con la compra de minas de carbón.
Los bancos japoneses en los últimos meses han endurecido los criterios crediticios para la energía del carbón, lo que indica que una desinversión global de activos de combustibles fósiles que ha recortado $ 6 billones en inversiones ha llegado a la tercera economía más grande del mundo.
Las emisiones de CO2 de la industria de las centrales eléctricas de carbón probablemente superarían el objetivo de emisiones de 2030 en 50 millones de toneladas, lo que equivale al 5% de la meta de emisiones del país en 2030