carne

carne

El país asiático abrió el mercado y aprobó la importación de productos de cinco mataderos brasileños, con potencial para generar ingresos de US $ 100 millones en los próximos años.
El producto logró volver a entrar a uno de los más exigentes del mundo y que mejor paga, después de 20 años y tras 18 años en que el país logró estar libre de fiebre aftosa.
La medida ratifica la apertura comercial de China, se suma a otras similares adoptadas recientemente por Beijing para potenciar el vínculo con el país sudamericano.
Las exportaciones totales de carne de res de Brasil alcanzaron un récord de US$ 7,5 mil millones en 2019 debido a la fuerte demanda de China, que representó el 26,6% del volumen enviado.
El organismo de Agricultura busca también la apertura de los mercados de Vietnam y Filipinas para la exportación de carne de res y cerdo.
La asociación mexicana de ganaderos estimó que los envíos resultantes del impacto del virus podrían representar un tercio del crecimiento general de las ventas del 40%.
"Todos los productos cárnicos congelados y procesados ​​de BRF pasan por controles de seguridad alimentaria en Brasil antes de ser exportados a todo el mundo", destacó la firma BRF.
Al 18 de diciembre, Uruguay exportó 446.000 toneladas de carne bovina por un valor de US$1.724 millones. De ese total, China compró 294.000 toneladas por un valor de US$1.012 millones.
Las exportaciones de carne de cerdo de Brasil en 2020 podrían crecer al menos un 15% el próximo año a 850,000 toneladas. Se estima que las exportaciones de este año ya han aumentado un 14,5%.
Las exportaciones de carne de Brasil en 2019 alcanzaron un estimado de 1.828 millones de toneladas, por encima del récord anterior de 1.643 millones de toneladas en 2018
Con este se levanta la cota de 20.600 toneladas de carne que regía hasta la fecha y se estima un incremento de US$ 10 millones en la balanza comercial entre ambos países.
Ambos países continuarán avanzando en los próximos meses en la apertura de las exportaciones de carne bovina y menudencias, teniendo en cuenta el rito musulmán Halal.
Los efectos nocivos de la fiebre porcina africana ya empezaron a tener un impacto positivo en las exportaciones de naciones sudamericanas hacia China, que busca un reemplazo.
Japón envió una misión para analizar el sistema sanitario bovino argentino para hacer posible a futuro la exportación de carne bovina de la zona libre de fiebre aftosa con vacunación.
País habría hecho un ofrecimiento general de la capacidad gerencial de Taiwán para que los productos paraguayos de carne y soja puedan ganar más mercados del Asia, incluyendo China Continental.
Enfermedad se ha extendido por Corea, Vietnam, Laos y Filipinas desde que se detectó en China a mediados de 2018, lo que resultó en sacrificios a gran escala y una menor producción de carne de cerdo.
El ministro de Agricultura de Argentina, Luis Miguel Etchevehere, dijo en una publicación en Twitter que ocho nuevas plantas locales de carne para carne de res habían sido aprobadas para su exportación a China.
China busca diversificar su suministro de proteínas, sacudiendo el comercio mundial de carne a medida que la peste porcina africana afecta a sus cerdos domésticos.
Brasil registró un aumento del 14,2% en las exportaciones de carne por volumen en los primeros ocho meses de 2019, según datos del grupo de carne Abiec, principalmente a China.
Las expectativas del país sudamericano son superar el cupo de compra, que es de 20.000 toneladas, para solicitar su ampliación y potenciar las exportaciones.
El país asiático abrió el mercado y aprobó la importación de productos de cinco mataderos brasileños, con potencial para generar ingresos de US $ 100 millones en los próximos años.