casos

casos

Hasta ahora, 236 personas han sido infectadas en el peor brote en Beijing desde que se identificó COVID-19 en un mercado de mariscos en la ciudad central de Wuhan a fines del año pasado.
Pequeñas empresas reabrieron sus puertas en las zonas rurales más pobladas de Uttar Pradesh, aunque la policía se desplegó para garantizar que las personas mantuvieran el distanciamiento social.
El país enfrenta un fuerte aumento en los contagios: ya son 5.516 casos y 496 muertes, la cifra más alta de decesos en el este de Asia, después de China. El peor escenario prevé 1.500.000 contagiados.
Casos importados y los pacientes que no muestran síntomas pero que aún pueden transmitir el virus, son la principal preocupación después de que las medidas de contención habían reducido drásticamente la tasa de infección.
Existe temor de que los portadores sin síntomas puedan propagar el virus sin saberlo, especialmente a medida que las autoridades alivian los viajes a los puntos críticos anteriores en la epidemia.
Aunque los casos importados están en aumento, el riesgo de transmisión local continúa, y algunos pacientes muestran pocos síntomas y viajan sin ser detectados durante días.
El número de pruebas realizadas a la población para detectar coronavirus ha sido, en promedio, de 1.190 por día. Versus 200.000 pruebas realizadas en Corea del Sur y 80.000 en Italia.
Hasta ahora, 236 personas han sido infectadas en el peor brote en Beijing desde que se identificó COVID-19 en un mercado de mariscos en la ciudad central de Wuhan a fines del año pasado.