consumo

consumo

Las ventas de bienes de consumo aumentaron en todos los ámbitos al final del tercer trimestre, lideradas por las compras de automóviles, ya que los ingresos de los hogares volvieron a un crecimiento positivo y las condiciones de empleo mejoraron.
El producto interno bruto (PIB) creció un 4,9% en julio-septiembre respecto al año anterior, según mostraron los datos oficiales el lunes, más lento que el pronóstico de 5,2% de los analistas, pero más rápido que el crecimiento del 3,2% del segundo trimestre.
El Banco de la Reserva de la India dejó las tasas de interés clave sin cambios el viernes, al tiempo que mantuvo una postura monetaria acomodaticia para respaldar una economía que se prevé que se contraiga casi un 10% en el año fiscal actual.
El país tiene como objetivo fomentar ciudades modelo y empresas líderes en nuevos tipos de consumo para 2025 y la participación de las ventas minoristas en línea en las ventas minoristas generales se mostraría como un aumento significativo.
Actualmente, 99% de los usuarios de internet chinos se conectan via smartphone, con 57% de las ventas del retail por e-commerce a nivel global durante el 2019.
El Índice de Gerentes de Compras de Manufactura Nikkei, aumentó a 30.8 el mes pasado desde el mínimo histórico de abril de 27.4, todavía muy por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.
El país está reabriendo su economía a medida que el brote de coronavirus en el continente parece bajo control. La producción de petróleo, carbón, metales y electricidad aumentó desde abril.
El principal importador mundial de petróleo crudo, recibió 41,1 millones de toneladas de petróleo, según los datos oficiales de Aduanas. Eso es igual a 9.68 millones de barriles por día.
El evento ofrece grandes descuentos y beneficios no solo en compras, sino también en transporte, comida, atracciones turísticas y pasajes aéreos.
Japón, como otras economías importantes, busca reactivar el crecimiento a través del gasto, ya que los bancos centrales se quedan rápidamente sin opciones de política monetaria.
Varios indicadores económicos muestran que el consumo interno es débil, y muchos economistas esperan que la desaceleración actual pueda persistir por otros dos años.
El consumo privado también se enfrió con respecto al trimestre anterior, lo que arroja dudas sobre la opinión del Banco de Japón de que una demanda interna sólida compensará el impacto de la intensificación de los riesgos globales.
La tasa de crecimiento se mantuvo sin cambios en comparación con la registrada durante los tres primeros trimestres, según el BNE.
El Banco de Japón mantuvo su objetivo de tipos de interés a corto plazo en el -0,1% y se comprometió a orientar el rendimiento de la deuda pública a 10 años en torno al 0%.
La Confederación de Todos los Comerciantes de la India (CAIT), que representa a 70 millones de comerciantes, dijo que quemaría productos chinos el 19 de marzo para “enseñar una lección” a China.
El nuevo incremento al impuesto entrará en vigor el 1 de octubre de 2019, anunció Shinzo Abe en una reunión extraordinaria del gabinete.
Datos subrayan debilitamiento de la demanda interna y confianza empresarial por la guerra comercial con EE.UU. y la campaña de Beijing contra el endeudamiento y la polución.
La inflación al consumidor se aceleró a un máximo desde noviembre del 2013, en gran parte debido a los precios más altos de los alimentos por el Año Nuevo Lunar.
Condiciones del mercado laboral siguen siendo deslucidas, con una tasa de desempleo elevada, en especial entre los jóvenes.
Cifras de vacancia son las más altas en 40 años.
Las ventas de bienes de consumo aumentaron en todos los ámbitos al final del tercer trimestre, lideradas por las compras de automóviles, ya que los ingresos de los hogares volvieron a un crecimiento positivo y las condiciones de empleo mejoraron.