contagios

contagios

Malasia, que tiene una de las tasas de infección más altas del sudeste asiático en relación con su población, superó la marca del millón el domingo, con un récord de 17.045 infecciones, a pesar de estar bloqueada desde junio.
En todo Henan, las lluvias han inundado 1.678 granjas de mayor escala, matando a más de un millón de animales. Por ahora, los agricultores de Wangfan ni siquiera están seguros de volver a la agricultura.
Mientras el país lidia con el peor brote de coronavirus en Asia, el presidente Joko Widodo anunció el domingo que si bien las restricciones generales vigentes desde julio se extenderían por una semana, algunas medidas se suavizarían.
La sombra del COVID-19 hasta ahora está impidiendo que el primer ministro Yoshihide Suga obtenga un impulso en su ya bajo apoyo antes de las elecciones de este año.
El evento deportivo más grande del planeta tiene lugar exactamente un año después de lo planeado originalmente debido al aplazamiento causado por la pandemia de COVID-19.
Ambas naciones han registrado un aumento en sus casos, a pesar de las vacunaciones y las restricciones de movilidad de sus ciudadanos.
Las restricciones al movimiento, que incluyen el cierre de los centros comerciales y un pedido de trabajo desde casa para los trabajadores no esenciales, en las islas de Java, Bali y otras 15 ciudades del archipiélago, finalizarán el 20 de julio.
El país reportó 88 nuevos casos de coronavirus transmitidos localmente el domingo, la cifra diaria más alta desde agosto del año pasado, impulsada por grupos crecientes de infecciones vinculadas a bares de karaoke y un puerto pesquero.
La jefa de la agencia sanitaria, Jeong Eun Kyeng, ha advertido de que es "probable" que la cifra de casos diarios "aumente en el futuro", según ha recogido la agencia de noticias surcoreana Yonhap. 
La explosión de casos deja a los hospitales completamente desbordados, y muchos enfermos mueren en sus hogares, mientras que las familias buscan desesperadamente obtener oxígeno. El ministerio de Salud anunció además 991 muertes en 24 horas, tasa diez veces superior a la de hace un mes.
El país ha estado estableciendo récords de casos en las últimas semanas, lo que ha obligado al gobierno a imponer restricciones más estrictas. Las medidas más duras hasta la fecha entraron en vigor el lunes en Seúl y áreas vecinas, incluida la prohibición de reuniones de más de dos personas después de las 6 p.m.
Imágenes dramáticas de drones del cementerio de Rorotan brindan una visión escalofriante de una epidemia que empeora y que ha visto aumentar las muertes y los contagios en las últimas semanas, llevando a los hospitales al límite.
Las medidas vigentes durante 15 días a partir de este viernes incluyen una orden de quedarse en casa, la prohibición de que más de dos personas se reúnan y el cierre de los servicios de transporte público, dijo el ministerio.
La medida marcó un cambio radical desde la semana pasada, cuando algunos funcionarios aún insistían en que podían organizar los Juegos de manera segura con algunos fanáticos.
Este jueves se tomaría una decisión sobre las restricciones de virus después de conversar con expertos en salud. el primer ministro Suga prometió responder a los crecientes casos de contagios de coronavirus Tokio.
"La variante Delta es una cepa que está más optimizada para transmisiones generalizadas", dijo Chun Eun-mi, especialista en enfermedades respiratorias del Centro Médico de la Universidad Ewha Womans en Seúl.
Los expertos han dicho que India necesita administrar 10 millones de dosis al día para lograr su objetivo de inocular a 950 millones de adultos para diciembre. Hasta ahora, India ha vacunado completamente a menos del 5% con dos dosis.
El anuncio se produce cuando el país ha inoculado al 29,2% de su población hasta el sábado, lo que la encamina a cumplir un objetivo del 70%, en septiembre.
Las plantas afectadas son solo una fracción de las 63.000 fábricas en Tailandia, pero a los funcionarios les preocupa el impacto en las exportaciones que han mantenido a la economía en dificultades mientras los ingresos del turismo se han derrumbado.
La ciudad-estado había vuelto a imponer restricciones a las reuniones y actividades públicas el mes pasado, en medio de un aumento en los contagios adquiridos localmente y con la formación de nuevos grupos infectados.
Malasia, que tiene una de las tasas de infección más altas del sudeste asiático en relación con su población, superó la marca del millón el domingo, con un récord de 17.045 infecciones, a pesar de estar bloqueada desde junio.