contagios

contagios

El país informó 68.898 nuevos casos en las últimas 24 horas, el tercer aumento diario consecutivo por encima de 60.000, lo que lleva el total a 2,91 millones, el tercero peor en el mundo después de EE.UU. y Brasil.
El estudio podría ser una buena noticia: pacientes infectados con una variante de SARS-CoV-2 tenían mejores resultados clínicos, incluida una menor proporción que requirió cuidados intensivos.
Casi la mitad de los 1.380 millones de habitantes de la India dependen de la agricultura para sobrevivir, y el sector representa el 15% de su producción económica.
El gobierno ha prohibido las reuniones religiosas en persona en el área metropolitana de Seúl, una expansión urbana de 25 millones de personas, y ha cerrado otros lugares de alto riesgo, incluidos clubes nocturnos, bares de karaoke, buffets y cibercafés.
Después de un récord de 39,8 millones de visitantes extranjeros en 2019, cuyo gasto representó el 11,4% del producto interno bruto, el país espera solo 8 millones de visitantes este año.
La construcción de una nueva capital para Indonesia podría retrasarse hasta 2022 o 2023, ya que el gobierno centra sus esfuerzos en encontrar y luego distribuir una vacuna para el COVID-19.
Starbucks Korea, ha reducido la capacidad de asientos en más del 30% en todas sus tiendas en Seúl y áreas cercanas después de que las autoridades volvieron a imponer el domingo restricciones más estrictas al distanciamiento social.
Los Centros de Corea para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron 197 nuevos casos, principalmente en Seúl, lo que marca el cuarto día de un recuento de tres dígitos.
Si bien la economía está saliendo de la depresión después de que se levantaron los bloqueos a fines de mayo, muchos analistas esperan que cualquier repunte en el trimestre actual sea modesto.
India es el tercer país en registrar más de 2 millones de infecciones, pero tiene una tasa de letalidad relativamente baja del 1,9%, en comparación con el promedio mundial del 3,5%.
El banco central transparentó este viernes que el producto interno bruto se contrajo un 17,1% en el trimestre abril-junio con respecto al mismo período del año anterior, su peor caída en más de 20 años.
Una muestra tomada de la superficie de alitas de pollo congeladas importadas a la ciudad sureña de Shenzhen desde Brasil, así como muestras de envases exteriores de camarones ecuatorianos congelados vendidos en la ciudad noroccidental de Xian, dieron positivo al virus
El riesgo derivado de la turbulencia política se suma a la presión sobre el gobierno que lucha por reactivar una economía que se espera que se contraiga de forma récord a causa de la pandemia y sus efectos en turismo y consumo.
En dos docenas de pequeñas ciudades y pueblos, la gente ha renunciado en gran medida al distanciamiento social y las máscaras después de meses de apegarse a las reglas, creyendo que el virus no es una amenaza tan grave.
La actividad económica probablemente se vio afectada por las estrictas restricciones al movimiento y las empresas impuestas por el gobierno durante la mayor parte del segundo trimestre en un intento por contener la propagación del virus, según HSBC.
Los casos en la India se han extendido desde las zonas urbanas a las ciudades más pequeñas y al campo, donde la infraestructura sanitaria ya está sobrecargada.
La separación - y segregación - de trabajadores migrantes explicaría un aumento de autoagresiones, mientras que la enfermedad tropical ha vuelto con fuerza. Una tormenta perfecta en la ya golpeada ciudad-estado que registra casi 300 nuevos casos diarios de coronavirus.
Más de 3,5 millones de trabajadores de la salud se embarcaron en una huelga de dos días a partir del viernes para asegurar mejores salarios y equipos de protección adecuados.
El PIB de abril-junio disminuyó 16,5%, la mayor caída desde 1981. Se suma así a Singapur y Corea del Sur. La demanda interna y la inversión empresarial se vieron severamente afectadas por la pandemia.
El Banco Central tailandés sigue preocupado por la fortaleza del baht y está listo para intervenir, lo que debería limitar el alza de la moneda en los próximos meses. Se espera el Banco de Indonesia ofrezca más apoyo con un recorte de tasas en septiembre.
La desaceleración en el sector manufacturero subraya la fragilidad de la recuperación económica en curso y el impacto de las estrictas restricciones al coronavirus en el país, respaldando las expectativas de que Beijing implementará más medidas de apoyo para revitalizar el crecimiento.