contagios

contagios

Los lugares de culto, el transporte público, las oficinas gubernamentales y la mayoría de las tiendas cerrarán nuevamente desde la noche, y las personas serán confinadas a sus hogares, solo se les permitirá salir para necesidades esenciales.
El país había estado 50 días sin transmisión local confirmada del coronavirus, pero dos casos entre extranjeros esta semana han obligado al autoaislamiento de más de 400 personas.
Los nuevos casos llevaron el recuento de la India a casi 800.000 casos, el tercer brote más grande del mundo, solo detrás de Estados Unidos y Brasil en infecciones confirmadas.
El país solo ha tenido tres primeros ministros: el líder independentista Lee Kuan Yew, su colega del gabinete Goh Chok Tong y el hijo de Lee, el actual primer ministro Lee Hsien Loong.
"Todavía no ha cerrado la puerta ... pero una mayor relajación de las políticas tendrá efectos buenos y malos, por lo que debe sopesarlo bien", dijo un vicegobernador del Banco Central.
Los datos del Ministerio de Salud del lunes mostraron más de 23.000 nuevos casos notificados en las 24 horas previas, un poco menos que el aumento récord del domingo de casi 25.000.
Medida afecta a dos plantas controladas por las firmas JBS y BRF. Aunque Beijing no dio razones claras, se asume que es debido al alto número de contagios. Hace días trascendió que se pedía un sello de inocuidad en la exportación de soya brasilera.
Los recientes peaks son preocupantes, ya que están surgiendo nuevos grupos en una amplia gama de áreas, lo que dificulta las encuestas epidemiológicas.
El virus ha infectado a más de medio millón de personas en la segunda nación más poblada del mundo, paralizando la actividad económica, pero la encuesta Nikkei sugirió que lo peor podría haber pasado para su economía, al menos por ahora.
El país ingresa el miércoles 1 de julio a lo que Modi ha llamado "Desbloqueo 2.0", con muchas restricciones en el movimiento y libre circulación de personas. Pero algunos estados han impuesto sus propios bloqueos en ciudades con brotes significativos.
El decreto de emergencia le otorga al gobierno una gama de poderes adicionales que incluyen desplegar funcionarios para investigar lugares, traer toques de queda, restringir reuniones y controlar los viajes.
India va por detrás de Estados Unidos, Brasil y Rusia en casos totales. Más de 16.000 personas han muerto por la enfermedad causada por el virus desde el primer caso registrado en enero.
El Monzón entrega alrededor del 70% de la lluvia anual de la India y riega casi la mitad de las tierras agrícolas de secano del país, que carecen de infraestructura de riego.
Se espera que las llegadas extranjeras este año sean solo de alrededor de 8 millones de personas, por debajo del récord del año pasado de 39.8 millones, dijo el banco central.
El país tiene el mayor número de infecciones reportadas en el sudeste asiático, superando las 49.000; la cifra más alta de muertes por COVID-19 en el este de Asia fuera de China.
La formación bruta de capital, o las inversiones totales hacia capital fijo en el país, cayeron un 7% en el trimestre de marzo, un mínimo de siete años, y los analistas esperan un mayor deterioro debido a la pandemia.
El alcalde de Seúl dijo que, si bien los números diarios pueden estar en niveles manejables, si las tasas de infección recientes continuaran, la ciudad pronto podría ver cientos de casos por día.
Las bajas temperaturas del recinto podrían ser favorables para la supervivencia viral, así como la alta humedad, según las autoridades, que suspendieron importaciones desde la UE.
Poco más de una semana después de que las medidas de contención se habían aliviado y la vida había vuelto a ser casi normal en la capital china, hay 106 nuevos casos.
El brote se remonta al extenso mercado de Xinfadi, donde se intercambian miles de toneladas de verduras, frutas y carne cada día. ¿Pudo llegar este nuevo contagio desde Europa?
El gobierno indonesio está dividido entre dos objetivos políticos aparentemente irreconciliables: mitigar la crisis de salud y evitar despidos en el sector informal.