contracción

contracción

"Mientras la propagación del virus permanezca sin contención, los consumidores serán cautelosos al salir y el gasto y las empresas estarán bajo presión", dijo la entidad.
La tercera economía más grande del mundo se contrajo un 28,1% anualizado en abril-junio, más que una lectura preliminar de una contracción del 27,8%, mostraron los datos revisados ​​del PIB de este martes
Se proyecta que la economía se contraiga un 11,9% en el trimestre actual, seguida de una contracción del 6,7% en el trimestre de diciembre y del 5,4% en el trimestre siguiente, por el impacto adverso de la pandemia.
El índice NSE Nifty 50 terminó la semana con una caída del 0.32%, mientras que el S&P BSE Sensex cerró con una baja de 0.43% semanal. Además el gobierno registró un déficit comercial de US$ 4.830 millones en julio.
El banco central transparentó este viernes que el producto interno bruto se contrajo un 17,1% en el trimestre abril-junio con respecto al mismo período del año anterior, su peor caída en más de 20 años.
La actividad económica probablemente se vio afectada por las estrictas restricciones al movimiento y las empresas impuestas por el gobierno durante la mayor parte del segundo trimestre en un intento por contener la propagación del virus, según HSBC.
El PIB se contrajo un 5,32% en el segundo trimestre, el más bajo desde el primer trimestre de 1999, anunció este miércoles Statistics Indonesia.
El índice de gerentes de compras de servicios de Nikkei / IHS aumentó a 34.2 en julio, todavía muy por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.
El repunte sugiere que la recuperación general de China se está volviendo más equilibrada y más amplia a medida que la vida vuelve lentamente a la normalidad en uno de los mercados de consumo más grandes del mundo, aunque los analistas creen que la actividad tardará meses en volver a los niveles anteriores a la crisis.
El virus ha infectado a más de medio millón de personas en la segunda nación más poblada del mundo, paralizando la actividad económica, pero la encuesta Nikkei sugirió que lo peor podría haber pasado para su economía, al menos por ahora.
Los siete principales fabricantes de automóviles del país vendieron un total de 1,47 millones de vehículos el mes pasado, muy por debajo de 2,38 millones de unidades hace un año.
El impacto total del bloqueo en la fabricación y los servicios se hará más evidente en el trimestre de junio. Goldman Sachs ha pronosticado una contracción del 45% respecto al año anterior.
Se estima que producto interno bruto disminuya en 1,5% en enero-marzo respecto al año anterior, la primera contracción desde el tercer trimestre de 2009, durante la crisis financiera mundial.
La segunda economía más grande del sudeste asiático depende en gran medida de las exportaciones y el turismo. "Veremos una contracción más profunda en el segundo trimestre", reconoció el BOT.
La disminución de las exportaciones se acrecentó en marzo, liderada por automóviles y semiconductores, lo que sugiere que COVID-19 ha tenido un impacto negativo limitado en la fabricación, indica un reporte.
Es probable que el banco central cambie a una postura más relajada y posiblemente recorte las tasas de interés para contrarrestar la disminución de la confianza empresarial y los crecientes riesgos externos.
"Mientras la propagación del virus permanezca sin contención, los consumidores serán cautelosos al salir y el gasto y las empresas estarán bajo presión", dijo la entidad.