coronavirus

coronavirus

Los Centros de Corea para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron 197 nuevos casos, principalmente en Seúl, lo que marca el cuarto día de un recuento de tres dígitos.
Si bien la economía está saliendo de la depresión después de que se levantaron los bloqueos a fines de mayo, muchos analistas esperan que cualquier repunte en el trimestre actual sea modesto.
India es el tercer país en registrar más de 2 millones de infecciones, pero tiene una tasa de letalidad relativamente baja del 1,9%, en comparación con el promedio mundial del 3,5%.
El temor al COVID-19 importado y el aumento de los precios del cerdo impulsan la industria avícola local. Aunque es mala noticia para exportadores cárnicos hacia China, podría ser una oportunidad de mayor venta de cereales forrajeros clave como el maíz y la soja.
Los datos de julio de la Oficina Nacional de Estadísticas del viernes mostraron un crecimiento de la producción industrial interanual más débil de lo esperado y las ventas minoristas cayeron por séptimo mes consecutivo.
El índice NSE Nifty 50 terminó la semana con una caída del 0.32%, mientras que el S&P BSE Sensex cerró con una baja de 0.43% semanal. Además el gobierno registró un déficit comercial de US$ 4.830 millones en julio.
La cuarta economía más grande de Asia ha experimentado brotes persistentes en las últimas semanas, principalmente en el área de la capital densamente poblada.
El banco central transparentó este viernes que el producto interno bruto se contrajo un 17,1% en el trimestre abril-junio con respecto al mismo período del año anterior, su peor caída en más de 20 años.
Una muestra tomada de la superficie de alitas de pollo congeladas importadas a la ciudad sureña de Shenzhen desde Brasil, así como muestras de envases exteriores de camarones ecuatorianos congelados vendidos en la ciudad noroccidental de Xian, dieron positivo al virus
El riesgo derivado de la turbulencia política se suma a la presión sobre el gobierno que lucha por reactivar una economía que se espera que se contraiga de forma récord a causa de la pandemia y sus efectos en turismo y consumo.
En dos docenas de pequeñas ciudades y pueblos, la gente ha renunciado en gran medida al distanciamiento social y las máscaras después de meses de apegarse a las reglas, creyendo que el virus no es una amenaza tan grave.
La actividad económica probablemente se vio afectada por las estrictas restricciones al movimiento y las empresas impuestas por el gobierno durante la mayor parte del segundo trimestre en un intento por contener la propagación del virus, según HSBC.
Los precios de los alimentos se han disparado desde abril debido a las interrupciones de la oferta causadas por un bloqueo nacional impuesto para contener la propagación del coronavirus.
En julio, los funcionarios de aduanas de Dalian, habían detectado coronavirus en el empaque de camarones congelados importados de Ecuador, y luego China suspendió sus importaciones.
Los casos en la India se han extendido desde las zonas urbanas a las ciudades más pequeñas y al campo, donde la infraestructura sanitaria ya está sobrecargada.
La separación - y segregación - de trabajadores migrantes explicaría un aumento de autoagresiones, mientras que la enfermedad tropical ha vuelto con fuerza. Una tormenta perfecta en la ya golpeada ciudad-estado que registra casi 300 nuevos casos diarios de coronavirus.
Más de 3,5 millones de trabajadores de la salud se embarcaron en una huelga de dos días a partir del viernes para asegurar mejores salarios y equipos de protección adecuados.
RBI dijo que aún queda espacio para la flexibilización de la política monetaria, pero el banco central asegurará que la inflación se mantenga dentro de su rango objetivo.
El PIB de abril-junio disminuyó 16,5%, la mayor caída desde 1981. Se suma así a Singapur y Corea del Sur. La demanda interna y la inversión empresarial se vieron severamente afectadas por la pandemia.
El Banco Central tailandés sigue preocupado por la fortaleza del baht y está listo para intervenir, lo que debería limitar el alza de la moneda en los próximos meses. Se espera el Banco de Indonesia ofrezca más apoyo con un recorte de tasas en septiembre.
"El crecimiento de Indonesia será más lento en 2021 que nuestras proyecciones anteriores, a 3.6% desde 4.5%. Los efectos económicos probablemente persistirán en 2022, particularmente si el despliegue de la vacunación no acelera, reduciendo nuestras previsiones para ese año a 4.9% de 5% ", dice un análisis de Moody's.