COVID-19

COVID-19

Mientras se reportan 3 nuevas muertes y mas infectados, la población sale a vender su oro para tener efectivo frente a la crisis. En paralelo, gobierno anunció millonario plan de inversiones en infraestructura.
A principios de este mes, Wuhan levantó un bloqueo que había paralizado la ciudad de 11 millones de habitantes durante más de dos meses, en un esfuerzo drástico por contener el virus.
Si ocurre, revertiría una expansión del 6% en el cuarto trimestre de 2019 y marcaría el primer descenso desde 1992, cuando comenzaron los registros oficiales trimestrales del producto interno bruto chino.
Hasta el 14 de abril, de 3.252 casos registrados en Singapur, 1.625 estaban relacionados con brotes en dormitorios de trabajadores migrantes. Más de 300.000 de ellos viven en condiciones de hacinamiento y falta de higiene en el país de 5,7 millones de habitantes.
Conversación de ambas naciones se da en medio de una crisis sanitaria y económica: considerará un plan para la reapertura gradual de algunas industrias y una fuerza laboral reducida, con estrictas pautas de seguridad.
El principal importador mundial de petróleo crudo, recibió 41,1 millones de toneladas de petróleo, según los datos oficiales de Aduanas. Eso es igual a 9.68 millones de barriles por día.
Petronas es el único custodio de los recursos petroleros en Malasia, el tercer mayor exportador mundial de gas natural licuado por capacidad. Con más de 4.800 casos, el país estará cerrado hasta el 28 de abril.
Este martes hubo 40 nuevos contagios y se registró la muerte de una mujer de 52. A pesar de las medidas económicas el país se dirige a una recesión: su fuerza laboral es de 38 millones y ya se han perdido 7 millones de empleos.
El enfoque decidido de la gobernadora de Tokio respecto de la amenaza del patógeno contrasta con lo que los críticos dicen que es una respuesta tímida y lenta por parte de Shinzo Abe.
China ha estado disminuyendo lentamente los frenos en el movimiento mientras trata de volver a encauzar su economía, pero se teme que un aumento en los casos importados.
Según el histórico acuerdo de París de 2015, casi 200 naciones acordaron reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un intento por evitar un calentamiento planetario catastrófico.
"La pandemia de COVID-19 es un asesino invisible que debe ser contenido rápidamente antes de que se propague y cause estragos en vidas humanas valiosas y la macroeconomía", manifestó el gobernador del RBI, Shaktikanta Das.
El presidente Joko Widodo ha resistido la presión de una prohibición total del éxodo del Ramadán, conocido en Indonesia como "mudik", citando la tradición y los factores económicos.
Se reportó solo 25 casos nuevos en general durante la jornada, pero el aumento de pacientes "reactivados" ha suscitado preocupación a medida que el país busca eliminar las infecciones.
"Yo abogaría por la cobertura universal (alimentaria) de las zonas rurales y los barrios marginales urbanos en la mayoría de los estados durante la crisis", dijo el economista Jean Dreze, coautor de libros sobre el hambre con el premio Nobel, Amartya Sen.
El número de casos en Japón aumentó a 6.003 el viernes, con 112 muertes. Tokio representó 1.708 casos, lo que aumentó las preocupaciones sobre una acción lenta.
La posibilidad de que las personas se vuelvan a infectar con el virus es motivo de preocupación internacional, ya que muchos países esperan que las poblaciones infectadas desarrollen inmunidad suficiente para evitar el resurgimiento de la pandemia.
El país musulmán confirmó 40 muertes más y su número de decesos representa casi la mitad de las más de 590 en el sudeste asiático. Los infectados son más de 3 mil.
Filas para comprar alcohol y máquinas expendedoras de mascarillas se vieron en la capital, Bangkok, que registró una nueva muerte y mas de 50 contagios por el COVID-19.
"El segundo paquete podría centrarse en gran medida en las MIPYMES", dijo uno de los altos funcionarios del gobierno, con conocimiento directo del plan.
El laboratorio a cargo, Gilead, dijo que un análisis mostró que remdesivir ayudó a reducir el riesgo de muerte en pacientes gravemente enfermos, pero advirtió que se necesitaban ensayos clínicos rigurosos para confirmar el beneficio.