crecimiento

crecimiento

Se espera que el PIB del país se contraiga un 0,8% interanual en el primer trimestre, según el pronóstico medio de 21 economistas encuestados por la Autoridad Monetaria de Singapur.
El economista, periodista y docente peruano conversó con AsiaLink respecto de las posibilidades de que el COVID-19 afecte la economía china y, por ende, golpee a países como Perú o Chile.
Las exenciones beneficiarán a los fondos de cobertura extranjeros y a los administradores de activos de patrimonio, que poseen o invierten fuertemente en acciones japonesas, elemento clave de los "Abenomics".
Muchos analistas ahora esperan que el Banco de Tailandia reduzca aún más las tasas en mínimos históricos para impulsar el crecimiento este año.
El aumento de las consecuencias de la epidemia de coronavirus, que está dañando la producción y el turismo, podría tener un impacto significativo si no se contiene en los próximos meses.
El impacto del coronavirus en la economía de la ciudad estado se sentiría con mayor intensidad en la fabricación, el comercio, el turismo y el transporte, junto con los servicios minoristas y de alimentos.
El banco central dijo anteriormente que su pronóstico de crecimiento de 2.8% para este año no se alcanzará, pero revisará las proyecciones económicas nuevamente el próximo mes.
El gobierno aventuró un crecimiento del PIB de 2,37% para 2020, lo que supone un ajuste a la baja de su pronóstico anterior de 2,72% en noviembre. La epidemia es fuente de incertidumbre en toda Asia.
El banco central redujo inesperadamente su tasa de interés a un día el mes pasado en 25 puntos básicos a 2,75%, la más baja desde marzo de 2011. La inflación del país aún es baja.
El gobierno japonés proyecta que habrá casi una persona mayor por cada persona en edad de trabajar para 2060 y su población actual disminuirá en 25%, lo que tendrá consecuencias económicas claras.
Aunque es demasiado pronto para predecir el impacto macroeconómico del nuevo coronavirus, es inevitable cierta presión económica negativa. La apuesta es en torno al 2,1%.
Los datos muestran que el Índice de Gestores de Compras (PMI) del mes alcanzó una puntuación de 51,3, ubicándolo en el rango de expansión, como ya sucediera el mes anterior.
Las exportaciones a los principales mercados aumentaron en diciembre. Los envíos a China, el mayor socio comercial de Malasia, aumentaron un 17,8%, frente al 4,1% del mes anterior.
"Esperamos que haya un impacto en nuestra economía, negocios y confianza de los consumidores este año, especialmente dado que se espera que la situación persista por algún tiempo", dijo el ministro de Comercio.
El Banco de Japón mantuvo su objetivo de tasa de interés a corto plazo en -0.1% y una promesa de guiar los rendimientos de los bonos del gobierno a 10 años en torno al 0%.
“A los chinos se les abrieron fábricas para darles un trabajo decente y con buena remuneración, y ahí están los chinos trabajando”, indicó especialista mexicano.
Este año, tanto las ventas como la producción de automóviles podrían alcanzar los 25 millones de unidades, con una tasa de crecimiento cero o ligeramente negativa.
En el país la demanda interna se ha desacelerado más bruscamente de lo esperado en medio de una contracción del crédito y el estrés en el sector no bancario.
Beijing planea establecer un objetivo de crecimiento más bajo de alrededor del 6% este año del 6-6.5% del año pasado, confiando en un mayor gasto en infraestructura para evitar una desaceleración más aguda.
Indonesia ha tratado de estimular la economía en 2019, con el presidente Jokowi delineando planes de crecimiento significativos después de asegurar un segundo mandato.
El PIB se contrajo un 5,32% en el segundo trimestre, el más bajo desde el primer trimestre de 1999, anunció este miércoles Statistics Indonesia.