cuarentena

cuarentena

El virus ha infectado a más de medio millón de personas en la segunda nación más poblada del mundo, paralizando la actividad económica, pero la encuesta Nikkei sugirió que lo peor podría haber pasado para su economía, al menos por ahora.
India va por detrás de Estados Unidos, Brasil y Rusia en casos totales. Más de 16.000 personas han muerto por la enfermedad causada por el virus desde el primer caso registrado en enero.
Se espera que las llegadas extranjeras este año sean solo de alrededor de 8 millones de personas, por debajo del récord del año pasado de 39.8 millones, dijo el banco central.
La advertencia se produce después de que las autoridades ampliaron las pautas de prevención y saneamiento para proteger contra el coronavirus hasta que las nuevas infecciones diarias cayeran a un solo dígito.
Se permitirán reuniones sociales de hasta cinco personas a partir del viernes, cuando la mayoría de las actividades se reanuden después de más de dos meses de restricciones.
La aerolínea realizará vuelos en toda su red doméstica y a plena capacidad, de acuerdo con las directrices del gobierno, aunque la frecuencia dependerá de la demanda.
El uso del oro como garantía no es inusual en el país, pero los préstamos así respaldados son cada vez más populares entre los bancos, por sobre otros préstamos no garantizados.
El impacto total del bloqueo en la fabricación y los servicios se hará más evidente en el trimestre de junio. Goldman Sachs ha pronosticado una contracción del 45% respecto al año anterior.
Al menos 82 casos esta semana se han relacionado con un grupo de infecciones en un centro logístico administrado por Coupang Corp, una de las empresas de compras en línea más grandes del país, en Bucheon.
El decreto de emergencia otorga una amplia autoridad para limitar las reuniones, ordenar el cierre de negocios, imponer toques de queda y censurar a los medios.
El nuevo paquete de US$ 23.250 millones, presentado por su ministro de finanzas en el parlamento, lleva el apoyo de la ciudad-estado para hogares y empresas a casi el 20% de su PIB.
Si bien el gobierno no pondrá a los pasajeros en cuarentena después de sus vuelos, algunos estados han implementado sus propias medidas de resguardo, creando confusión entre los viajeros.
"En el peor de los casos, puede existir la desafortunada posibilidad de volver a imponer el estado de emergencia si la velocidad de las infecciones aumenta nuevamente", advirtió Shinzo Abe.
Se espera que la demanda de combustible refinado reciba otro impulso a partir de esta semana, ya que India ha levantado más restricciones bajo su bloqueo prolongado que se extiende hasta el 31 de mayo.
La tercera economía mundial podría recudirse un 22,0% en el trimestre actual. La última vez que Japón sufrió una recesión fue en la segunda mitad de 2015.
Aún se prohíben las reuniones grandes, pero fuera de las zonas de contención con un gran número de casos activos "todas las demás actividades serán permitidas", anunció el Ministerio del Interior.
El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.
Narendra Modi dijo que el paquete era equivalente al 10% del PIB, y estaba dirigido a las multitudes sin trabajo y a las empresas tambaleándose por el cierre prolongado en su economía.
La nación redujo las restricciones en las áreas con menos infecciones para reiniciar la actividad económica que se había detenido, afectando los medios de vida de decenas de millones de personas.
El país implementó un cierre que ha sido calificado como "deficientemente ejecutado" desde finales de marzo, registrando 24.073 contagios y 564 muertes. 
El virus ha infectado a más de medio millón de personas en la segunda nación más poblada del mundo, paralizando la actividad económica, pero la encuesta Nikkei sugirió que lo peor podría haber pasado para su economía, al menos por ahora.